Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Labor 'ilustrada' y paisaje natural, apuestas gallegas a Patrimonio Mundial

Vista general de la Catedral de Santiago de Compostela. EFE/Archivotelecinco.es
La labor llevada a cabo por los 'ilustrados' en Ferrol, así como la belleza paisajística y los monumentos de la Ribeira Sacra son los motivos esgrimidos por el ayuntamiento ferrolano y varias asociaciones civiles, respectivamente, para promover ante la UNESCO sus candidaturas a Patrimonio de la Humanidad.
El primer eslabón para lograrlo ya lo han superado, pues Ferrol, Ribeira Sacra y Os Ancares-Braña están incluidos en la llamada Lista Indicativa Española, un inventario elaborado por el Ministerio de Cultura que recoge las propuestas españolas para la declaración de la UNESCO.
A este condicionante y a otros como la elaboración de un "buen expediente" hicieron frente la ciudad vieja o zona histórica de Santiago de Compostela, la muralla de Lugo y, más recientemente, la Torre de Hércules, en A Coruña, antes de ser Patrimonios Mundiales, señalaron a Efe sus respectivos promotores.
La zona histórica de Compostela recibió, a principios de diciembre de 1985, la denominación de Patrimonio Mundial, después de que el Ministerio de Cultura presentara ante la UNESCO un expediente elaborado conjuntamente por el Colegio de Arquitectos de Galicia y el Gobierno local.
Para el actual regidor de la capital gallega, Xosé Sánchez Bugallo, ser Patrimonio de la Humanidad implica que "mucha más gente opina" sobre la ciudad, aunque matizó que no es "ningún problema", sino una "mera dificultad".
"No hay una matemática legal que diga que si eres Patrimonio, te da derecho a esto", agregó Sánchez Bugallo.
La muralla de Lugo forjó su candidatura durante la década de los 90 y fue la Xunta, propietaria de la muralla, la que inició el expediente para la declaración, un documento que el regidor de Lugo, Xosé López Orozco, calificó de "muy bien hecho".
"Antes de la declaración de Lugo, la muralla de Ávila era la 'Muralla', y a partir de ahí empezó a sonar la de Lugo", destacó Orozco, quien consideró que la "autoestima" de los lucenses "mejoró" con la declaración de la UNESCO.
Un expediente de 15 kilogramos de peso, ultimado en 2005 por un equipo multidisciplinar de expertos, fue el resultado del trabajo realizado por el Instituto de Estudios de la Torre de Hércules.
La candidatura coruñesa durmió una "siesta" en la Consellería de Cultura entre 2006 y 2007, y vio cómo la Xunta se decantaba por una candidatura conjunta entre A Coruña y Ferrol, explicó a Efe el presidente del Instituto, Segundo Pardo-Ciorraga de Santos.
"Tuvimos la suerte de que en verano de 2007 se nombra al gallego César Antonio Molina ministro de Cultura y, tras una entrevista con él en la Feria del Libro de A Coruña, muestra su interés en el asunto", indicó Pardo-Ciorraga de Santos.
Ferrol, según su alcalde, Vicente Irisarri, desechó la idea inicial de presentar una candidatura conjunta con las ciudades de Rochefort (Francia) y Chatham (Gran Bretaña) por "diferentes dificultades" con los países, así que la ciudad naval elabora, por ahora, un expediente "en solitario".
Ferrol se apoya en el valor patrimonial de los Arsenales de la Armada, con una ingeniería marítima novedosa para la época en la que se construyeron, el siglo XVIII; en el barrio de la Magdalena, con edificios clásicos de la Ilustración; y en las fortificaciones de su ría.
"La candidatura de Ferrol de la Ilustración es la que tiene en trabajo más avanzado y la que se ajusta más a los trámites exigidos por la UNESCO", indicaron a Efe fuentes de la Consellería de Cultura en relación a las propuestas de A Ribeira Sacra y Os Ancares-Braña.
A diferencia de las otras ciudades gallegas, el equipo de gobierno de Ferrol decidió crear una fundación sobre la que delegar las tareas de gestión de este patrimonio y próximamente, confirmó la Xunta, el Gobierno gallego firmará un convenio con la Fundación Ferrol Metrópoli para preparar la candidatura.
Sobre la candidatura de la Ribeira Sacra y la de Os Ancares-Braña, la asociación medioambiental Fundación Germán Estévez lamentó la falta de apoyo institucional para impulsarlas, si bien coincidió con la Xunta en que los proyectos son incipientes.
"Estas dos candidaturas se encuentran en una fase inicial, por lo que es necesario avanzar en los estudios previos y profundizar en su protección", señaló la Xunta.
Con todo, los ánimos no decaen. "Ahí seguiremos hasta que lo consigamos", proclamó el presidente de la Fundación Germán Estévez, Germán Janeiro.
Sabrina Rodríguez