Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lindsay Lohan, persona 'non grata' en el hotel Chateau Marmont

Los problemas aún no han acabado para la actriz, quien todavía se debate como sospechosa supuestamente por mentir a la policía en dos casos. Aún con un pie dentro y otro fuera de los juzgados, ahora la tachan de morosa.
Si pudiéramos señalar a la persona más problemática de la esfera hollywoodiense, sin duda sería Lindsay Lohan. No sale de una y se mete en otra, pero lo último ya ha sido el colmo de los colmos.
Primero ha sido señalada como sospechosa de un robo de joyas en una de las exclusivas casas de las colinas de Beverly Hills donde estuvo en una fiesta, después comenzó a buscarla la policía por sospechar que les había mentido en las declaraciones de su último accidente de coche y ahora el lujoso hotel Chateau Marmont le reclama una factura desorbitada.
Según afirma la web estadounidense 'TMZ', Lindsay Lohan debe 46.350, 04 dólares, casi 37.000 euros, al hotel Chateau Marmont de Los Angeles, quien ha solicitado el pago de esta factura en varias ocasiones y no ha recibido respuesta.
Finalmente, la determinación que han tomado es declarar a Lindsay Lohan persona 'non grata' en este hotel a través de un comunicado en el que se adjunta la factura detallada de la actriz que pasó 47 días entre los meses de junio y julio en este lujoso resort.
'TMZ' no ha desaprovechado la ocasión de especificar en qué se gastaba el dinero Lindsay Lohan y parece ser que la actriz se alimentaba a base de alcohol y cigarillos. La factura del minibar asciende a los 3.145 dólares, aproximadamente 2.500 euros, y compró 49 paquetes de cigarrillos, a 14 dólares, más de 11 euros, cada paquete.
Pero ahí no queda la cosa, parece ser que LiLo tiene que tener un candelabro siempre encendido y en su estancia en el Chateau Marmont gastó 100 dólares, casi 80 euros, en velas. Además de gastar una barbaridad en el servicio de habitaciones, concretamente 685 dólares, más de 500 euros.
Así es que las razones del hotel son más que evidentes para que Lindsay Lohan no vuelva a aparecer por allí. Y es que la actriz se está labrando a conciencia su fama y posiblemente creará una alarma colectiva, ¡ahora todos los hoteles a los que vaya le pedirán la factura por adelantado!