Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lleno en el Liceu de Barcelona con el estreno del 'Parsifal' reinterpretado por La Fura dels Baus

La Fura dels Baus ha llenado este jueves por la noche el Gran Teatre del Liceu en el estreno de su espectáculo multimedia 'Parsifal 13/14', que reinterpreta la ópera de Richard Wagner por el centenario de su primera representación en el teatro barcelonés.
Al estreno ha acudido el conseller de Cultura de la Generalitat, Ferran Mascarell; el director general del Liceu, Roger Guasch, y el presidente del Cercle del Liceu, Ignasi García-Nieto, y ha llenado el foyer del Gran Teatre del Liceu, que agotó las 400 entradas que se pusieron a la venta, y que es el máximo aforo que permite el foyer.
La obra, de 80 minutos, ha tenido dirección artística de Carles Padrissa (La Fura dels Baus) y ha incluido un recital del barítono wagneriano estadounidense Christopher Robertson, interpretando el personaje de Amfortas, y con la pianista Véronique Werklé.
AYRTON SENNA
El espectáculo ha tenido este acompañamiento sonoro, y también se han oído fragmentos del 'Parsifal' cantando por el tenor Francesc Viñas, recuperados de un disco de piedra; todo, combinado con videos y fotografías proyectados en dos pantallas a ambos lados del escenario, empezando con el video del accidente mortal del automovilista Ayrton Senna.
Han seguido escenas de algunas de las 108 funciones de 'Parsifal' representadas en el Liceu; libretos y fotos del archivo histórico del Liceu de época; la película de Daniel Mangrané 'Parsifal', rodada en Montserrat en 1951, y videos del 'Parsifal' de La Fura dels Baus estrenado en Colonia --la versión de Colonia no es la estrenada este jueves en Barcelona, aunque sí se han usado los vestidos que se utilizaron en Alemania--.
EL PAN Y EL VINO
La escenografía ha sido sobria: a un lado, las campanas; al otro, un piano; y, como telón de fondo, un horno de pan, que se ha elaborado en directo por un panadero; después, el pan negro y aromático se ha cortado y se ha repartido entre el público para acabar el espectáculo.
Tras la representación basada en 'Parsifal' --que evoca la leyenda del Santo Grial--, se ha acabado con una copa de vino, emulando el santo cáliz, y durante la función el ambiente ha olido a romero fresco, cortado para la ocasión.
La ópera se estrenó en 1882 en el Festival alemán de Bayreuth y Wagner prohibió que se representara fuera de allí hasta 30 años después de su muerte: el Liceu fue el primer teatro europeo en estrenar 'Parsifal' el 31 de diciembre de 1913 tras adelantarse una hora y media al resto de salas, una efeméride de la que ahora se cumplen 100 años.