Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lluís Pasqual ensalza su admiración por Lorca con su debut literario 'De la mano de Federico'

"Si he aprendido algo de Lorca es su implicación: pone toda la carne en el asador"
El director teatral Lluís Pasqual ensalza su admiración hacia el escritor Federico García Lorca en su debut literario 'De la mano de Federico' (Arpa), un ensayo literario que oscila entre el relato de no ficción y las memorias, publicado este miércoles, y que se presentará en Barcelona, Madrid y Granada.
En rueda de prensa este viernes, el autor ha expresado su admiración por el poeta, lo que ha desplegado en un libro en primera persona realizado a finales de septiembre, que transcurre para el lector como un paseo por sus memorias.
Pasqual conocía mucho a la hermana del escritor Isabel García Lorca, y ha representado la mayor parte de su teatro, salvo 'Yerma', 'Amor de Don Perlimplín con Belisa en su jardín' y 'Los títeres de Cachiporra', ha enumerado.
El proyecto nació por parte de la editorial, que solicitó al director teatral unas memorias, lo que Pasqual adaptó a un ensayo literario que repesca sus emociones hacia éste.
"No quería hacer un libro biográfico de Lorca, ni sé suficiente de ello ni soy la persona. Las cosas que se pueden encontrar en Google no hace falta hacerlas", ha explicado el director teatral.
TODA LA CARNE EN EL ASADOR
"Si he aprendido algo de Lorca es su implicación: pone toda la carne en el asador", ha confesado Pasqual, que ha dicho sentirse muy implicado con el teatro que realiza.
"Suelto cosas que he aprendido de Lorca, de su teatro y de su poesía. Es mi obligación traspasar este conocimiento", ha dicho Pasqual, que ha remarcado la necesidad de recoger y traspasar una información sensible y de primera mano sobre su aprendizaje de Lorca.
Pasqual ha explicado que cuando murió Lorca, en su treintena, estaba llegando a formas "muy delicadas" de escritura, ya que estaba creando sonetos y 'La casa de Bernarda Alba'.
"Forma parte de esta cantidad de gente que a los 30 y pico desaparecen y, sin embargo, han hecho una obra monumental que uno no se explica cómo la pueden haber hecho. Brillan mucho y después se apagan", ha sintetizado.
De entre toda su creación, Pasqual se ha decantado por el Lorca "más revolucionario, más adelantado a su tiempo, más rompedor formal. El Lorca más desconocido", y ha lamentado que el franquismo intentó apropiarse por mala conciencia del Lorca más folclórico.
El director teatral ha descartado realizar otro ensayo literario sobre otros autores, aunque ha asegurado que con ninguno de ellos ha tenido "esta relación tan continuada".
"Es nuevo hacer una cosa solo y no poderla compartir con los autores. Esto es nuevo y me parece que lo haya escrito otro porque después de estrenar nunca jamás vuelvo a ver una función mía, sólo las escucho", ha dicho.
Ha descartado también que en este ensayo haya la semilla de una futura obra de teatro: "Escribí teatro con 'veintipocos' años y el día que descubrí que podía montar la obra de otro decidí que nunca más".