Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El MEH acoge hasta el 3 de abril la exposición 'La evolución del hábitat' de la fotógrafa Rosa Muñoz

El Museo de la Evolución Humana (MEH) de la capital burgalesa acoge hasta el 3 de abril la exposición 'La evolución del hábitat' de la fotógrafa y artista madrileña Rosa Muñoz, quien ha participado en ferias internacionales y sus trabajos forman parte de colecciones tan relevantes como las del Art Georges Pompidou.
La muestra, en colaboración con el Centro Andaluz de Fotografía y de carácter gratuito, se encuentra en la planta sótano del museo y alberga obras de las series 'Casas', 'El bosque habitado' y 'Paisajes del futuro'.
En la serie 'Casas', Rosa Muñoz ha elegido determinados espacios urbanos abandonados y semiderruidos que existen en grandes ciudades para reconstruir en ellos unas peculiares viviendas, coloridas y tan fantásticas como neorralistas y nostálgicas.
Por su parte, la serie 'El bosque habitado' está formada por imágenes de muebles y objetivos de interiorismo ubicados y presentados en espacios naturales, con el objetivo de realizar una pequeña transgresión estética y conceptual.
La tercera de las series, 'Paisajes del futuro', reflexiona sobre la pérdida de la identidad autóctona de las ciudades del mundo contemporáneo debido a algunos efectos provocados por la globalización, como la desaparición de los comercios tradicionales.
La obra de Rosa Muñoz está conformada por imágenes de gran atractivo estético, pensadas como poemas visuales escenificados que reflexionan de una u otra manera sobre cuestiones como el paso del tiempo, la memoria, la nostalgia o la identidad cultural.
Rosa Muñoz, considerada una de las fotógrafas españolas más relevantes, nació en Madrid en 1963 y sus creaciones están a caballo entre los retratos y los escenarios, donde la puesta en escena adquiere una gran importancia.
Comenzó su carrera hace unos 30 años y desde entonces su trabajo ha evolucionado desde los retratos en blanco y negro hasta las obras muy coloristas, que han otorgado a sus creaciones un estilo muy peculiar.