Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Macba no rindió cuentas a la Sindicatura en 2013

Aplicó precios, tarifas y descuentos sin su aprobación en el Consejo General
El Museu d'Art Contemporani de Barcelona (Macba) no rindió cuentas a la Sindicatura de Cuentas en 2013, lo que infringe la ley de la sindicatura y la de las finanzas públicas catalanas, ha informado este miércoles la institución en un comunicado.
En un informe sobre el ejercicio de 2013 del Consorcio del museo, del que forman parte Estado, Generalitat y Ayuntamiento, la Sindicatura constata que el museo ingresó 12,12 millones de euros --8,17% de las administraciones-- y gastó 11,73, lo que dejó un saldo positivo de 0,39 millones.
También observa que el Macba y los órganos competentes de las administraciones consorciadas no aprobaron el contrato programa previsto en los estatutos.
Pone el foco en el hecho de que, de acuerdo con la ley y la jurisprudencia, el Macba no puede crear tasas, si bien los precios de las entradas y el alquiler de espacios se cobran en concepto de tasa.
Según la Síndicatura, el museo únicamente puede fijar cuantías que hayan sido formalmente creadas por el ente matriz del museo, y ha puesto de manifiesto que ha aplicado precios, tarifas y descuentos que no habían sido formalmente aprobados por el Consejo General.
El informe afirma que en 2013 se llevaron a cabo contrataciones de personal sin acreditar "necesidades urgentes", como prevé la disposición adicional 22 de la Ley de presupuestos generales del Estado en 2013, y ha informado que en estas contrataciones no se siguieron principios de publicidad, igualdad, mérito, capacidad y transparencia.
El documento reprocha al museo no declarar puestos de trabajo con contratos de obra y servicio que, según la Sindicatura, deberían figurar en la relación de puestos de trabajo, y señala que el Macba contrató servicios con muchos contratos menores, a menudo "recurrentes", que de haberse unificado se deberían haber hecho con otros procedimientos.