Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La primera edición del Mad Cool finaliza con éxito, sin incidentes y con la asistencia de miles de personas

El festival madrileño Mad Cool ha cerrado su primera edición con miles de asistentes, numerosos artistas nacionales e internacionales y sin ningún tipo de incidentes.
The Who, Editors y Vetusta Morla fueron algunas de las bandas que encabezaron la primera jornada del festival madrileño Mad Cool, que arrancaba su primera edición este jueves 16 de junio y se prolongó hasta el sábado día 18 en las instalaciones de la Caja Mágica.
El festival contaba con cinco escenarios y un aforo de 45.000 personas. El recinto abría sus puertas por primera vez a las 18.30 horas con las actuaciones de Rat Boy y Alondra Bentley y continuó el resto de la tarde con las actuaciones de Milky Chance, Tom Odell, Lucia Scansetti, Lori Meyers, Manel, The Kills y Morgan.
Por la noche, los protagonistas indiscutibles fueron The Who, que regresan a Europa tras haber realizado un tour por Norteamérica para celebrar sus 50 años en la música. El suelo del festival aguantó los saltos y pisotones de los miles de espectadores que se congregaron en la noche del jueves para ver a la banda inglesa.
Los conciertos de esta primera jornada se prolongaron hasta las 3.30 horas de la madrugada con las actuaciones de Garbage, Monarchy, Is Tropical, Hynkel, Django Django, The Strypes, Los Nastys, Editors, Vetusta Morla, Hercules & Love Affair, Digitalism y El Guincho, entre otros.
Cabe destacar la confusa organización y distribución de los escenarios, que resultó desconcertante ante un cambio de última hora de escenario de la banda The Strypes, el cual no fue anunciado debidamente y derivó en la confusión común de aquellos quienes estaban interesados en ver a la formación irlandesa.
También hubo problemas a la hora de hacer uso del dinero "electrónico" que la organización del festival organizó. Mediante una pulsera codificada el pago de cualquier compra en los puestos y barras del recinto era posible.
Pero a medida que avanzaba la primera jornada los aparatos que realizaban el pago fueron fallando y muchos de los asistentes tuvieron problemas para obtener lo que solicitaban. Así como las largas colas que era necesario hacer para poder abastecer de dinero dicha pulsera.
El viernes fue el turno de la banda de los 90 Jane's Addiction, así como de Band of Horses, Fuel Fandango, Caribou, The Prodigy, Die Antwoord, Bastille, L.A. o Kings of Convenience, entre otros, mientras que la jornada del sábado hizo protagonista al canadiense Neil Young, pero también a Biffy Clyro, John Grant o Xoel López.
NEIL YOUNG
Neil Young cerró Mad Cool con un concierto contundente en el que demostró su reinado en el rock y la vigencia del espíritu hippie de su discografía.
El directo del artista canadiense arrancó con una 'performance' en la que varias agricultoras esparcieron semillas por el escenario y colocaron varias macetas con plantas, justo antes de la entrada de Neil Young, que abrió su directo con 'After the gold rush', seguida de 'Heart of gold' y 'The needle and the damage done', ambas incluidas en uno de sus discos más memorables, 'Harvest'.
El mensaje simbólico y ecologista de la acción se completó con la entrada a escena de varios fumigadores, al tiempo que Neil Young interpretaba en su órgano 'Oh mother earth'. A continuación, el músico, acompañado de una joven banda, desgranó otros de sus grandes éxitos, durante más de dos horas y media de concierto que acapararon el mayor protagonismo de esta tercera jornada de festival.
La tercera jornada de este festival, que tras el directo de Neil Young anunció en sus pantallas la celebración el próximo año de una nueva edición, arrancó con el concierto de Nothing but Thieves, una joven banda llegada de Reino Unido que destacó por su energía y por la potente voz de su cantante.
Poco después, el delicado falsete y los ecos new wave y post-pink de Wild Beasts incendiaron las primeras horas de la tarde, en la que también destacó la maestría de Gary Clark Jr. y su interpretación moderna del blues, que congregó a un buen número de personas en el escenario principal.
La noche terminó con los conciertos de Two Door Cinema Club, Biffy Clyro, Capital Cities, Corizonas y Ben Miller Band, entre muchos otros.