Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Madonna canta bajo la lluvia para 75.000 personas en el estadio Maracaná

La cantante estadounidense Madonna  durante su concierto en el estadio de Maracaná, en Río de Janeiro (Brasil), en el marco de su gira "Sticky and Sweet Tour". Foto:EFEtelecinco.es
La reina del Pop triunfa bajo la lluvia. Madonna ha vuelto a Brasil tras quince años de su última actuación con la gira 'Sticky and Sweet' que recorre sus 25 años de carrera artística. El estadio Maracaná de Río de Janeiro la recibió abarrotado por unos 75.000 'fans' que, pese al diluvio, la acompañaron en la primera de las cinco actuaciones que tiene previstas en Brasil.
Madonna siguió al pie de la letra el guión del espectáculo que la ha conducido por escenarios de todo el mundo en los últimos meses y que echará el telón definitivo precismanete en Brasil, el próximo día 21 con un concierto en Sao Paulo.
La diva saltó al escenario casi dos horas antes de lo programado sentada en un trono para comenzar con el tema de su último disco "Candy shop". Después siguió con un dueto virtual con Kanye West, proyectado en las pantallas gigantes, para entonar el "The beat goes on".
Continuó con un frenético espectáculo de luces, vídeos y elaboradas coreografías que siguió demostrando que no le pesa el medio siglo que tiene a sus espaldas. La cantante organizó el concierto en cuatro bloques de música que recorren su evolución artística, desde sus inicios más sensuales y provocativos, a la etapa mística e introspectiva del "Ray of Light" o a su faceta más electrónica y discotequera actual.
Por culpa de la lluvia, que mojó parte del escenario, la cantante sufrió un resbalón y se cayó, aunque se recuperó y continuó el espectáculo con normalidad cantando "She's not me".Para evitar incidentes mayores, cada vez que la diva acompañaba sus canciones con la guitarra eléctrica, un ayudante aparecía por detrás para protegerla con un paraguas.
El diluvio que cayó sobre el Maracaná no evitó que varias generaciones de brasileños se entregasen al recorrido de 25 años de carrera musical de la cantante estadounidense, desde sus clásicos "Like a virgin", "Vogue" o "La isla bonita", hasta los temas de su último disco.
Madonna le dio escoger a sus seguidores una canción de su repertorio y, por aclamación, cantó 'Express Yourself'. Con la temperatura creciente y un público entregado, Madonna llegó al último bloque del espectáculo, el más intenso y vibrante, con temas exitosos como "Like a prayer", "Ray of light" y "Hung up", la participación virtual de Timbaland y Justin Timberlake, para cerrar la actuación en pleno éxtasis con "Give it to me".
Madonna volverá a presentarse mañana ante el público carioca en el mismo escenario, antes de partir para Sao Paulo, donde tiene tres citas en el estadio Morumbí.ZA