Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Malú: "Ante los golpes me refugio en lo que más amo: la música, el escenario y mi gente"

Tras recibir el doble disco de platino, Malú arranca ahora la gira española de su último trabajo "Sí", un disco lleno de optimismo. Reacia a hablar de su vida personal, no quiere confirmar ni desmentir los rumores que la relacionan con el músico Denis Dominguera, al que conoció como técnico de sonido de "La Voz", sin embargo sí nos cuenta que está muy agradecida del buen momento que está viviendo. No ha sido un año fácil para la cantante, que sufrió hace escasos meses la pérdida de su tío Paco de Lucía, sin embargo la cantante se ha refugiado en el trabajo y amparada por el cariño de los suyos, saca fuerzas para dar siempre un mensaje positivo a sus fans.
-¿Con qué vibraciones regresas de Latinoamérica?
-Muy feliz, con muchísimas ganas de arrancar esta gira y feliz, todo lo que me está pasando es para estar muy feliz. He recibido muchísimo cariño, son adorables, siempre es un placer volver.
-¿Qué sorpresas le aguardan al público español en esta gira?
-Una gira maravillosa, dinámica y divertida, un show en el que siempre tratamos de que todo el mundo se vaya con una sonrisa enorme. Vamos a estar viajando por España para ofrecer cincuenta concierto aproximadamente.
-Sigues siendo animal de directo...
-Sí, me gusta mucho la verdad del escenario, el subirme ahí y sentir la energía del público y su vibración, para mi es lo mejor de esta profesión.
-¿Qué has reflejado en "Sí" de tu estado actual?
-Es un disco muy optimista, de los más sinceros con mi personalidad. Puedo vivir historia difíciles, amor y desamor pero me quedo con un mensaje positivo al final porque trato siempre de aprender algo de esas cosas duras y difíciles que me pasan
-¿Qué ha significado "La voz" para ti?
-Ha sido una gran experiencia, he disfrutado, me lo he pasado muy bien y he compartido momentos increíbles con mis compañeros. He vivido sensaciones únicas gracias al programa. Una experiencia muy buena y totalmente diferente a lo que estoy acostumbrada.
-¿Estarás en la próxima edición?
-No lo sé aún, todavía no sabemos cuando arrancaría pero estaría encantada en volver si todo cuadra, ha sido una muy buena experiencia.
-¿Te quedas con los peques o con los adultos?
-Cada uno tiene su esencia pero los pequeños son únicos, son todo verdad y eso es muy divertido. Con los adultos hemos tenido oportunidad de encontrar voces muy potentes, verdaderos descubrimientos.
-Con los peques tuviste muy buen ojo, ganaste...
-María es una niña mágica, me alegré muchísimo de que ganara el programa, merecía la beca y que le ayudaran a perder esa inseguridad que a todos nos hacía dudar. Es una niña con una sensibilidad arrolladora, algo que a esa edad parece imposible encontrar.
-¿Es cierto que has encontrado el amor en el programa?
-No creo que sea relevante, siempre me ha dado mucha vergüenza hablar de esas cosas, considero que no tiene mucha importancia.
-Esperarás a que se os vea juntos...
-No creo que eso haga falta tampoco
-Ha sido un año duro para ti, con fuertes pérdidas, ¿A qué te has agarrado para sobrellevarlo?
-La vida nos da golpes a todos, yo en mi caso me refugio en lo que más amo, la música, el escenario y mi gente.
-Para nosotros era el mejor guitarrista del mundo, ¿Cómo creéis sus íntimos que se le debe recordar?
-Paco de Lucía era el mejor guitarrista del mundo, llevo el flamenco por el mundo entero. Hay que recordarle como un genio, esa genialidad era su persona. Un genio no se muestra solamente ante la música, lo es en sí y el era genial. Todos lo que le conocimos opinamos así y creo que debemos recordarlo así.
-Te has ganado tu sitio sin usar nunca su apellido, ¿lo usarás algún día?
-No, quiero seguir teniendo el mismo respeto a mi apellido que siempre he tenido, no me gustaría que ese apellido tan grande se viera tocado en algún momento por mi.
-¿Cómo has evolucionado?
-Ha sido una evolución natural, de los quince a los treinta y dos, he aprendido muchísimo de los escenarios y de todo lo que me ha tocado vivir pero de manera natural, estoy muy agradecida de todo lo que me ha pasado