Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

María Pineda aplaza su boda: "He estado un mes y pico ingresada"

Con una entereza y fortaleza únicas, María Pineda lleva luchando más de seis años contra un tumor de pulmón. Pero la andaluza, que acudió radiante y con muy buen aspecto a la presentación de Folli Follie, no está sola en su batalla contra el cáncer. Su pareja, Emilio González, con quien lleva ocho años saliendo y con el que reside actualmente en Málaga, no se ha separado de ella en ningún momento. María tiene el sueño de poder celebrar su boda con él -se iba a celebrar en octubre- el próximo año, tras haberse visto obligada a aplazarla por motivos de salud.
CHANCE: María, ¿cómo te encuentras?
María Pineda: Bueno, aquí estoy.
CH: Estás guapísima
M.P: Muchas gracias, acabo de salir de un 'constipadillo' de estos de ingreso, pero he venido a entregar el premio muy feliz y de paso aprovecho para ir de médicos.
CH: ¿Cómo van los tratamientos?
M.P: Ahí estamos, pero bueno la quimio no me la quitan, cada 21 días, y ahí me tienen controlada.
MARÍA PINEDA: "NO ESTOY RECUPERADA TODAVÍA COMO PARA METERME EN UNA SEMANA DE PREPARATIVOS, NO ME DEJAN, ESPERO ESTAR SI DIOS QUIERE EN UNOS MESECITOS MÁS"
CH: ¿Cómo lo llevas? Porque desde luego tienes una sonrisa
M.P: A mi la sonrisa no me la quitan nunca, para darle fuerza a todos los que estamos malitos, por dentro lo llevo pero por fuera intento siempre estar feliz.
CH: ¿Qué tal con tu chico?
M.P: Muy bien.
CH: Había planes de boda
M.P: Sí, los hay, pero he estado un mes y pico ingresada y lo hemos tenido que aplazar un poquito.
CH: ¿Tenéis fecha?
M.P: Pues sí, pero no te la digo que me lo vais a chafar, porque ya la dije y me la han chafado.
CH: ¿Tienes vestido?
M.P: Sí, tengo vestido, tengo damas de honor y tengo de todo,
CH: ¿Será el mes que viene?
M.P: No, no estoy recuperada todavía como para meterme en una semana de preparativos, no me dejan, espero estar si Dios quiere en unos mesecitos más.
CH: ¿El próximo año?
M.P: No lo se, el próximo año seguro.
MARÍA PINEDA: "EL PROXIMO AÑO SERA SEGURO, TENGO VESTIDO, TENGO DAMAS DE HONOR Y TENGO DE TODO"
CH: ¿Nos dirás la fecha para que todos seamos partícipes de tu boda?
M.P: Si la daré, pero no la quiero adelantar porque mira lo que me ha pasado, quería que fuera en octubre y no ha podido ser.
CH: Decías que has estado un mes y medio pocha, pero de nuevo tu puedes con eso y con todo
M.P: Lo intento.
CH: Eres un ejemplo muy bonito para toda esa gente que también está malita, verte tan guapa, tan fuerte, tan feliz
M.P: Cuando me preparo y me pinto en el hospital me dan alegría porque me dicen que les hago levantarse, eso me da también para estar aquí hoy aunque no me encuentre bien.
CH: ¿De dónde sacas las fuerzas?
M.P: Hay un Dios muy grande que me da fuerzas, para que los demás, mis amigos, también me vean bien y no se vengan abajo.
CH: Arriba y también el hombre con el que te vas a casar ¿no?
M.P: Sí, mucho, más me vale.
CH: ¿Quién es más fuerte de los dos, él o tú?
M.P: Pues no lo se, los dos, porque él ya lo supera todo y me da mucha fuerza.
CH: ¿Sigues viviendo en Málaga?
M.P: En Málaga si, porque he encontrado allí a un oncólogo maravilloso y bueno, es mi tierra y voy a acabar ahí.
CH: ¿La boda será un bodorrio grande?
M.P: Me lo quieres sacar pero no te lo voy a decir porque me lo vais a fastidiar.
CH: ¿Te casarás en Málaga?
M.P: Es una sorpresa.