Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Marset dice que Duato jugó a hacerse el remolón para no saber de su relevo

El bailarín Nacho Duato, director de la Compañía Nacional de Danza. EFE/Archivotelecinco.es
Nacho Duato, director de la Compañía Nacional de Danza (CND) durante 20 años, jugó a hacerse "el remolón" sobre su relevo, eludió cuatro reuniones con el INAEM y finalmente su responsable, Juan Carlos Marset, tuvo que ir a Barcelona "a pillarle, en bata, entre bambalinas", para decirle que tenían que hablar.
Marset, que se ha reunido hoy con periodistas para informarles del desarrollo de los planes del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música en esta legislatura, ha querido salir así al paso de la afirmación de Duato -que será relevado en junio de 2010- de que no ha tenido relación con el departamento del que depende.
"Él no ha asistido a cuatro citas a las que le emplacé: en julio, en noviembre y diciembre de 2007 y en enero de 2008. Tuve que ir hasta Barcelona, pillarle en bata entre bambalinas para decirle 'esto es lo que hay' y que tenía que venir a mi despacho", ha detallado Marset.
Además, ha dicho, el ministro hizo una visita a la CND "y Duato ni apareció ni dio explicaciones. Aún así, cuando él dijo que quería hablar con el ministro, que le recibió de un miércoles para un viernes, pudo hablar hasta hartarse, pero Molina le dejó claro que tenía que marcarse unos plazos para abandonar la Compañía".
"Si ha habido falta de interés ha sido por su parte. Duato ha estado jugando al remolón y ya era suficiente".
La CND, asegura Marset, seguirá "tal y como es, una compañía de autores", pero con condiciones contractuales diferentes "porque ahora son leoninas. Es grotesco que sus producciones sólo puedan exhibirse un año".
A partir de su relevo, Cultura tendrá el derecho 'sine die' sobre las producciones, con "márgenes amplios", lo que no colisiona con la propiedad intelectual, "algo que Duato confunde en su batiburrillo de declaraciones".
Marset afirma que si Duato, una vez que salga de la Compañía, quiere reponer una pieza de la CND "se la prestarán en condiciones de reciprocidad: si nos las pide que él venga de vez en cuando a dirigir a la CND. Eso de que se va a llevar todo como si fuera el Flautista de Hamelin... es grotesco".
Duato, -"que dice que ingresa un millón y medio de euros pero no dice que hasta doce millones"-, ha hecho, "hasta ahora, de juez y parte autorizándose a él mismo a reponer las producciones y creo que este ministerio debe depender de reglas y no de decisiones personales", ha añadido.
Sobre otro bailarín, Ángel Corella, ha anunciado que quiere que la ayuda que percibe su compañía suba hasta el millón de euros y conseguir así "una equivalencia con el Lliure o la Abadía. Está en un ámbito, el privado, de riesgo, y debe estar más protegido".