Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Martirio y Cervantes, protagonistas de una temporada del Teatro de la Zarzuela que busca "acabar con la naftalina"

El Teatro de la Zarzuela ha presentado este jueves 26 de mayo la programación de la temporada 16/17 que incluirá, entre otras actividades, un concierto de Martirio, dos obras homenajes a Cervantes y mucha lírica y que pretende "acabar con la imagen de polillas y naftalina" que tienen los críticos de este género.
Así lo ha explicado el director del teatro, Daniel Bianco, para quien esta temporada supondrá la primera programación bajo su mandato. "Estoy rodeado de gente que a cada sitio que voy me recuerda eso de las polillas y la naftalina: tenemos que hablar y abordarlo", ha señalado, tras recordar que habrá un ciclo de conferencias con los protagonistas de la obra así como proyectos didácticos para acercar al público la zarzuela.
Para el directivo, esta temporada será "para todos", en alusión tanto al público como a los distintos géneros musicales o a la apertura a artistas jóvenes. "Esta casa tiene que abrir las puertas a todo el mundo. También tenemos la obligación de regenerar la zarzuela y hacer música de hoy con el sentimiento de contar lo que pasa en la calle", ha afirmado.
El ministro en funciones de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, ha compartido esta afirmación, mostrándose además como "un aficionado" al género satisfecho con la programación. "Es una cuestión personal, a mi la zarzuela me gusta mucho y no he tenido que ser ministro para venir. Eso sí, no he conseguido cantar, y me gustaría", ha bromeado Méndez de Vigo con Bianco.
En total habrá 140 funciones, un 21 por ciento más que en la anterior temporada, puesta en marcha por Paolo Pinamonti. En cuanto a lírica, abrirán el año en octubre el drama lírico 'Las Golondrinas', con dirección de escena de Giancarlo del Monaco --que pisa por primera vez éste teatro-- y la zarzuela 'Iphigenia en Tracia' (en enero), con música de José de Nebra.
'La villana', --basada en la obra de Lope de Vega 'Peribáñez y el comendador de Ocaña', que no se representaba desde 1984 en el teatro--, y las piezas de género chico conjuntas 'Chateau Margox y La Viejecita' y 'Enseñanza libre y La gatita blanca'--con los cantantes en el patio de butacas-- continuarán esta apuesta.
'Marina', en el mes de junio, cerrará la apuesta lírica en una producción que recupera la puesta en marcha anteriormente por el mismo Teatro de la Zarzuela. "Las reposiciones son necesarias y buenas, no solo por la economía sino por poner en valor un sello de la casa y rentabilizar el trabajo", ha apuntado Bianco.
MARTIRIO Y CERVANTES
Los conciertos será otro de los puntos fuertes de la programación, con al actuación de Martirio el día 7 de febrero como cierre de gira, tras más de 30 años de carrera. Además, los nombres de De la Purissima o Gerónimo Rauch ('Los miserables' o ''El fantasma de la ópera') se sumarán a la oferta musical, junto a 'Una noche en la Zarzuela', el 18 de noviembre de 2016, de Jesús López Cobos y artistas como Ainhoa Arteta.
Cervantes, en la conmemoración del IV centenario de su muerte, estará representado con el concierto homenaje del 1 de diciembre de 2016 bajo la dirección musical de Cristóbal Soler y con el estreno programado de la Compañía Nacional de Danza del ballet clásico 'Don Quijote', en diciembre de este año.
El Teatro de la Zarzuela también apostará por el teatro musical de cámara con 'Le cinesi', una coproducción con la Fundación Juan March que verá la luz en enero de 2017, y la ópera lírica 'Mozart & Salieri', en abril de 2017, con un texto inspirado en la obra homónima de Puhskin con música de Rimski-Korsákov.
Los proyectos didácticos quedan englobados en 'Zazra', que incluirá tres obras: La Revoltosa', 'Zarzuela en danza' y 'El sapo enamorado y El corregidor y la molinera'. La iniciativa de Bianco ha elegido estas piezas tras más de mes y medio de audiciones con jóvenes de 18 a 30 años."Puede ser que no guste la imagen que tienen los jóvenes del género, pero no hay que estar ajenos a esta mirada", ha explicado.
PRECIOS Y TELEVISIÓN
La programación se cierra con las 'Notas del ambigú', los recitales del Ciclo de Lied y una serie de conferencias con motivo de cada obra lírica. La política de Bianco en cuanto a precios ha sido la de mantenerlos respecto al año pasado, resultando por ejemplo que el primer día del estreno la entrada más cara será de 50 euros y, la más barata, de cuatro euros.
Preguntado sobre la posibilidad de que la televisión retransmita alguna de las obras programadas, Bianco se ha mostrado poco optimista. "Ya me gustaría, pero no me puedo comprometer. Es algo que lo han intentado todos mis predecesores y yo también, pero resulta difícil y complicado", ha concluido.