Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Como con Melanie Griffith, Banderas transmite a Nicole Kimpel su pasión por la Semana Santa

Málaga tiene un embajador de excepción. Allá por donde va lleva su ciudad por bandera, nunca mejor dicho. Es el mejor anfitrión cuando se trata de mostrar las costumbres más enraizadas, como la Semana Santa. Un año más, Antonio Banderas ha seguido con devoción a su Cristo de la Buena Muerte, del que es cofrade de honor junto a su pareja, la modelo Nicole Kimpel.
Banderas ha vuelto a renovar su compromiso con la Pasión malagueña en un año en el que se reafirma su relación con esta cofradía y con la obra social que genera. De hecho el pasado viernes el actor ya fue protagonista de la tradicional cena benéfica para recaudar fondos que organiza su propia cofradía en la Diputación de Málaga.
A ella acudió de la mano de su nueva pareja, Nicole Kimpel, que como antaño ya hiciera Melanie Griffith estaría a su lado como espectadora de muchas procesiones de las que están por venir. Se da la circunstancia de que este año el actor estrena inmueble en el centro de la ciudad, un ático en calle Alcazabilla, en cuyas inmediaciones ya ha avisado que "no firmará autógrafos por respeto a sus vecinos". Tampoco salió bajo el trono de La Esperanza el Jueves Santo como había hecho en años anteriores, por primera vez en mucho tiempo.
En uno de los balcones de la calle Larios, Antonio Banderas volvía a repetir como espectador de excepción de las diferentes procesiones del Viernes Santo. Le acompañaba su novia, Nicole Kimpel, quien disfruta por segundo año consecutivo de estas fiestas religiosas. La modelo holandesa se dejó ver charlando animadamente con su cuñada, María Ángeles, mujer de Javier Banderas. Ambas dieron muestra de mantener una enorme complicidad forjada desde la llegada de la guapa empresaria a la vida del célebre actor.