Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Michael Schumacher: empieza el proceso para despertarle del coma

Ayer hacía un mes que Michael Schumacher sufría un terrible accidente mientras esquiaba en los Alpes franceses. Su situación desde entonces se ha mantenido crítica, y la preocupación ha ido en aumento cada día que pasaba en estado de coma. Ahora, los médicos del hospital de Grenoble, donde se encuentra ingresado, han comenzado el proceso para sacar al expiloto del coma inducido.
El último parte médico emitido fue el 6 de enero donde se indicó que el germano estaba "en estado crítico, pero estable". Desde entonces, los medios han tratado de averiguar como se desarrollaba el estado del piloto, si se producía alguna mejora, o por el contrario, empeoraba. Hace dos semanas El periódico suizo Zurich Tagesanzeiger aseguraba que el alemán había sido intervenido nuevamente para comprobar qué tipo de daños podría sufrir su cerebro, para estudiar sacarle del estado de coma.
Más tarde, Daily Mirror publicaba una noticia en la que aseguraba que Schumacher estaba en "peligro de quedar en estado vegetativo permanente". Y es que las noticias no han sido muy positivas para el heptacampeón del mundo. Muchos médicos han hablado sobre la situación del 'Kaiser', augurando terribles consecuencias. "Si Michael Schumacher sobrevive, no va a ser Michael Schumacher", aseguró el Dr. Richard Greenwood, un neurólogo especialista en lesiones traumáticas de cabeza.
Ahora, el diario deportivo L'Equipe evocó el pasado miércoles la posibilidad de despertar a Schumacher, lo que, en principio significarían un paso adelante en su recuperación, que fue confirmada este jueves por la portavoz del expiloto, Sabine Kehm.
"La sedación de Michael está siendo reducida con el fin de permitir el inicio del proceso para despertarlo, que llevaría mucho tiempo", indicó en un comunicado Kehm. "En principio, fue claramente pactado entre todas las partes interesadas el no comunicar esta información médica hasta que el proceso fuese consolidado, con el fin de proteger a la familia. No daremos ninguna información sobre los pasos intermedios", sentenció la nota.