Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Multitudinaria ceremonia de canonización de Juan XXIII y Juan Pablo II con el Papa Francisco y Benedicto XVI

La plaza de San Pedro del Vaticano se ha llenado de fieles que han llegado de todas partes del mundo para asistir a un acontecimiento histórico: la canonización de los papas Juan XXIII y Juan Pablo II. Y es que ambos ya han sido nombrados santos de la Iglesia Universal. La ceremonia, dirigida por el actual papa Francisco I y por Benedicto XVI, el anterior papa, ha dado comienzo a las 10, aunque los accesos a la plaza han sido abiertos a las 6 de la mañana. Uno de los momentos más esperados ha sido el encuentro entre los dos papas, que se han dado un emotivo abrazo. Ambos han sido ovacionados por los congregados e, incluso, por los fieles presentes en redes sociales como Twitter.La ceremonia es todo un hito histórico, ya que es una canonización presidida por dos papas vivos y que recuerda a dos papas ya fallecidos, los recién nombrados santos Juan XXIII y Juan Pablo II. Es la primera vez en la Historia que se concede la santidad a dos papas a la vez. Durante la misa previa, el papa Francisco ha recordado con cariño a ambos papas, además de resaltar sus logros: "Ambos conocieron las tragedias del siglo XX pero no se escandalizaron".También ha destacado el valor del título de santo: "No olvidemos que son los santos los que nos hacen creer en la Iglesia".
Además, se han colocado pantallas en lugares de Roma como la plaza Navona para que puedan seguir el acto aquellos que no han podido acceder materialmente a la plaza de San Pedro. Pero el histórico acto no solo ha contado con la presencia de multitud de fieles, sino de personalidades como los reyes de España, que no han querido faltar a este acto tan importante para los católicos de España y del mundo.