Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Museo Fallero consigue el reconocimiento de su oficialidad

La Conselleria de Educación, Investigación, Cultura y Deporte de la Generalitat Valenciana ha reconocido el Museu Faller como museo valenciano coincidiendo con el Día Internacional de los Museos, según publica el Diari Oficial de la Comunitat Valenciana (DOCV).
Este espacio se encuentra instalado dentro del convento de la Casa Missió de Sant Vicent de Paül, el cual junto con la Iglesia de la Virgen de Monteolivete forman un conjunto de arquitectura eclesiástica.
El Museu Faller tiene como misión principal conservar los 'ninots indultats' y otros objetos relacionados con la fiesta fallera como son las insignias de comisiones que forman parte de la Junta Central Fallera, fotografías de las fallas ganadoras del primer premio de la máxima categoría, de las fallas municipales desde 1981 y de las infantiles desde 1987, retratos de las falleras mayores e infantiles desde 1995 y 2001, respectivamente, carteles oficiales de las Fallas junto a los finalistas y seleccionados en los concursos, etc, detalla la Generalitat en un comunicado.
La colección se articula de manera cronológica y confiere su desarrollo en cada año a un pequeño conjunto formado por el 'ninot' indultado, el cartel oficial del año y dos fotografías, como mínimo, de las fallas grande e infantil que obtuvieron el primer premio de la sección especial en ese año.
El origen del Museu se remonta a la primera veintena del siglo XX donde se encuentran las primeras referencias sobre la idea de crear un Museo Municipal del Folclore, donde se integrarían los 'ninots' falleros.
Es a partir de 1943 cuando se consideró necesaria la creación por parte del organismo rector de la Junta Central Fallera, de la creación de la Casa de les Falles, un "lugar donde se respira ambiente única y exclusivamente fallero".
Tras unos años de no tener sede fija y utilizar para sus exposiciones el Teatro Rialto (1968), la antigua Escuela de Artes y Oficios de la calle Pintor Sorolla (1969) y el teatro Apolo (1970), en 1972 se instala definitivamente en la plaza de Monteolivete.
Por su parte, el concejal de Cultura Festiva del Ayuntamiento de Valencia y presidente de la Junta Central Fallera, Pere Fuset, ha recalcado que "en muy poco tiempo se ha conseguido revertir una situación anormal que suponía un agravio perjudicial para el mundo de las Fallas". "El Museo Fallero merece que se reconozca su oficialidad y es una buena noticia haberlo conseguido", ha afirmado.
NOMBRAMIENTO DE UN DIRECTOR
"Para que el Museo Fallero se reconozca por fin como un museo eran necesarias diversas cuestiones, como el nombramiento de un director. Por eso escogimos al señor Gil Manuel Hernández, una de las personas más apasionadas en el estudio de nuestra fiesta. Él ha sido el encargado de realizar un plan museístico fundamental, que ha sido aceptado por la Conselleria. Han sido unos meses de trabajo muy intensos y le felicito a él y a todo el equipo que ha hecho posible esta gran noticia para el mundo de las Fallas", ha explicado el edil.
El Museo Fallero acoge en el barrio de Monteolivete desde los años 70 una colección de ninots indultados con más de ocho décadas de historia. Su director, Gil Manuel Hernández, ha destacado que en 2015 fue uno de los museos valencianos con más visitantes, al superar los 93.000.
"Es una muy buena noticia porque podremos aspirar a fondos económicos para modernizar sus instalaciones o conservar sus fondos únicos, que son los únicos en todo el mundo seleccionados por votación popular. A partir de ahora lo coordinaremos con el resto de museos falleros de todo el territorio valenciano para compartir exposiciones y cooperar en estrategias conjuntas y así colaborar a la hora de explicar las Fallas al mundo entero", ha dicho para finalizar Fuset.
En la misma línea seguida con el Museo Fallero ya se han iniciado los trabajos para que se reconozca también la oficialidad de los museos del Corpus y de la Semana Santa Marinera de Valencia.