Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nuccio Ordine advierte sobre una "humanidad desmemoriada" y utilitarista

Lamenta que en el universo del utilitarismo "un martillo vale más que una sinfonía"
El filósofo y profesor italiano Nuccio Ordine ha advertido sobre una "humanidad desmemoriada" sin sentido de la historia y utilitarista solo al servicio de las leyes del mercado como consecuencia de un arrinconamiento de los saberes humanistas.
En la conferencia 'En defensa de l'inutil' la noche de este jueves en el marco del 30 aniversario del Institut d'Humanitats de Barcelona, Ordine volvió a romper una lanza a favor de los que considera saberes "inútiles".
El autor de 'La inutilidad de lo inútil' (Acantilado) defendió que "las escuelas y las universidades no pueden ser transformadas en empresas", y lamentó que las primeras palabras con las que se encuentra un joven cuando llega a la universidad son 'crédito' y 'deuda'.
Criticó que "las raíces culturales no cuentan en absoluto" para pertenecer a la Unión Europea (UE), volcada solo en balanzas y pagos de deudas.
"Si los progresos se empeñan en seguir las leyes del mercado se cargarán el espíritu y la curiosidad", que defendió que deben ser inherentes en los centros de enseñanza.
"En el universo del utilitarismo, un martillo vale más
que una sinfonía, un cuchillo más que una poesía, una llave
inglesa más que un cuadro", señaló.
Y añadió: "Porque es fácil hacerse cargo de la eficacia de un utensilio mientras que resulta cada vez más difícil entender para qué pueden servir la música, la literatura o el arte".
Ordine criticó la aplicación de una lógica economicista del patrimonio cultural, que valore obras de arte y monumentos solo por su "rentabilidad económica y no cultural".
"Estamos ofendiendo a siglos de cultura", exclamó el filósofo, que subrayó la función civil del arte en la identidad y crecimiento cultural de un pueblo.
COCODRILOS EN EL PRADO
"Entre todos los seres vivos solo los humanos llevan a cabo gestos inútiles, no vinculados a un objeto material", argumentó el profesor para reivindicar la belleza, la poesía, la literatura y las artes.
"Es impensable ver a un cocodrilo llevando a sus crías a ver el Museo del Prado", bromeó, y subrayó que los saberes humanísticos son el líquido amniótico ideal para cultivar valores vinculados a la democracia, la igualdad, el bien común y la tolerancia, entre otros.