Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Oriana no está enamorada de Tony y Adrián no se abalanzó sobre ella para besarla

Vaya semanita llevan los supervivientes, empezando por la unificación de los dos grupos de competidores, los bonitos y los "no bonitos". Juntos pero no revueltos, los concursantes están viviendo unos días de mucha tensión y discusiones. Tony también está protagonizando momentos de rivalidad, pero lo que el italiano no sabe, es que no tendrán nada que ver con los que le tocará vivir aquí fuera cuando se encuentre el panorama. A lo largo de esta semana se ha hablado de los supuestos cuernos de Oriana, desde que Kiko Hernández lo contara en Sálvame.
La "pinkygirl" tuvo un encuentro con Adrián, exconcursante de Gran Hermano y expretendiente de Mujeres y Hombres y Viceversa, y según se aprecia en las instantáneas publicadas en la revista Sávame, en las que aparecen besándose, la infidelidad parecía clara. Oriana ha alegado a su favor que Adrián la forzó a besarse y que ella en ningún momento lo quiso.
Este tema ha dado mucho que hablar en el concurso porque Tony no sabe absolutamente nada y se acuerda continuamente de su novia, además de recordar momentos juntos y contar sus deseos de futuro junto a ella. Oriana prefirió que no se lo contaran en la última gala porque quería que disfrutara en el programa. Los padres del superviviente también fueron protagonistas en la anterior gala, ellos defendían a capa y espada la versión que su nuera les había contado, echando por tierra todas las acusaciones que atacaban a la que es pareja de su hijo y añadían que todo esto la estaba pasando por ingenua. Ayer, la extronista, se sometió al polígrafo en el programa Sálvame Deluxe para defender su verdad, mucha gente estaba en vilo porque las consecuencias podían ser muy gordas.
Pero Oriana no estaba sola, Adrián también se sentó en el Deluxe para contar su versión que, por cierto, dista mucho de la de ella. El exconcursante de GH seguró que llevaba teniendo encuentros con la también concursante de Supervivientes, desde que salió de tierras hondureñas y que una vez aquí ella quiso acostarse con él, pero no pudieron porque acababa de someterse, recientemente, a una operación de pecho, "A Oriana la conocía después de salir de Gran Hermano y vino a mi hotel. Voy a ser sincero. No me acosté con ella porque tenía los pechos recién operados. Le dolían" declaró.
Ella, que estaba siendo testigo de la entrevista desde fuera, se enfadó, y mucho. Oriana, indignada, confirma que cuando conoció a Adrián acababa de operarse los pechos pero le espeta que si ella quisiese ya se hubieran acostado. " Si llevásemos ocho meses como él dice ya nos hubiéramos acostado", relata Después ambos coincidieron en plató y la tensión podía cortarse, Oriana ni corta ni perezosa le soltó a su antiguo amigo: "Eres una mierda, te lo digo con todo el respeto" y después explicó que era consciente de que Adrián quería algo con ella, pero "como todos sus amigos" aseguró. Aquí no acaba todo, en su entrevista, la superviviente que menos ha aguantado de todo el concurso, discutió con una mujer del público, que la había insultado llamándola "cochina".
Desbordando modestia a borbotones, Oriana se sometió al polígrafo. Las preguntas no se andaban con rodeos e iban al centro del asunto. Cuando Conchita le formuló que si sus besos con Adrián eran un montaje de ambos, contestó que no y la máquina le dio la razón. La extronista contó que estaba muy segura de que su supuesto amigo llamó a un fotógrafo y le tendió una encerrona. Él, por supuesto, lo negaba todo. Con la segunda pregunta llegó la primera en la frente. Ella respondió que sí a que Adrián se le había abalanzado para besarla en contra de su voluntad. Una cuestión que ahonda en el meollo del asunto y que resultó ser mentira, todo apuntaba a que Oriana sí que había dado luz verde a su pequeño "affaire".
Adrián se rió con aires de triunfo y aseguró que ella rompió a llorar cuando se besaron, que al principio se sentía mal, pero que luego estaba loca por él. Oriana trato de explicarse y declaró en su favor, que lo que pasó fue que no se lo esperaba y que la pregunta estaba mal formulada, "Quiero especificar. No me lo esperaba. Sí me cogió aunque no fuera abalanzarse" intentó rectificar.
Tras este bache en el camino, la siguiente cuestión, que preguntaba si ella estaba enamorada de Adrián, resultó ser negativa y le concedió la razón a Oriana. Ella explicó que le tenía mucho cariño, pero que se ha llevado una tremenda decepción. La gran sorpresa llegó con otro tropezón de la chica del gloss, cuando contestó, muy segura, que sí estaba enamorada de su novio Tony. El polígrafo le quitó la razón de una tajada y ella "no podía creérselo" aseguró. Oriana contó a su favor, que Conchita le había dicho que la "máquina de la verdad" no era capaz de medir los sentimientos puramente dichos y le valió con eso.
Para terminar este interrogatorio, el polígrafo descifró que nunca ha mantenido relaciones sexuales mientras estaba con Tony y tampoco con el exconcursante de GH. Oriana no salía muy bien parada de este Polideluxe y al poco tiempo de acabar rompió a llorar, por el temor a la reacción de su novio cuando abandone el concurso. Ella considera que está enamorada y le duele que el polígrafo diga lo contrario y que su, de momento, pareja pueda pensarlo.
Este melodrama no beneficia para nada a Oriana, pero tampoco a Tony. El superviviente está tan feliz en Honduras y puede que esta historia le deje en la estacada. Con el paso de las ediciones, sabemos que, muchas veces, la sabia audiencia decide expulsar al supuesto "engañado" para que conozca la verdad y juzgue por él mismo. Esto nunca que sabe y tendremos que esperar a la próxima gala del lunes para conocer cuál es el futuro del nominado Tony ¿Será expulsado de la isla?