Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ortega Cano estrena nueva vida en Sevilla en una tarde de toros junto a su novia Ana María Aldón

El torero y su pareja acudieron muy felices y sonrientes a la corrida celebrada en Plaza de toros de la Maestranza dentro de la Feria de San Miguel. La pareja se encuentra en uno de sus mejores momentos después de que Ortega Cano haya fijado su residencia en la capital andaluza.
Después de unos meses en los que los problemas no parecían tener fin para el viudo de Rocío Jurado, la estabilidad ha llegado a su día a día. Tras la venta de la finca de Yerbabuena no se sabía donde fijaría el torero su residencia, hasta ahora. Ortega Cano se ha trasladado a vivir a Sevilla junto a su novia y madre de su hijo pequeño, Ana María Aldón. El nuevo domicilio del torero es un ático cercano a la estación de Santa Justa, por el paga un alquiler de unos 2000 euros mensuales.
La pareja ya se encuentra disfrutando de la vida social sevillana. El sábado por la tarde se les pudo ver agarrados y muy cómplices antes de entrar a la Maestranza. Ella vestía un mono con estampado animal y gafas de sol, el extorero por su parte un elegante traje.
En el ruedo, Morante de la Puebla, El Juli y Alejandro Talavante lidiaron una corrida de Juan Pedro Domecq y Parladé. Fue una tarde poco afortunada para los tres diestros, los dos primeros se fueron de vacío del ruedo, y el tercero se llevó una ovación tras petición, y silencio.