Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La muestra de Pacheco en el Bellas Artes de Sevilla supera las 12.000 visitas desde su apertura el 15 de marzo

La consejera de Cultura considera que la muestra está llamada a ser una de las grandes citas culturales de la ciudad en este año
La exposición 'Francisco Pacheco. Teórico, artista y maestro', inaugurada el pasado 15 de marzo en el Museo de Bellas Artes de Sevilla, ha registrado más de 12.000 visitas desde su apertura al público, según ha informado este miércoles la consejera de Cultura, Rosa Aguilar.
La muestra, que podrá verse hasta el 12 de junio, "está llamada a ser una de las grandes citas culturales de la ciudad para este 2016", según la consejera, pues supone "una oportunidad única para conocer más y mejor a un artista completo: teórico del arte, tratadista, técnico, poeta, dibujante excepcional, escritor y editor".
Aguilar ha explicado que en la organización de la exposición han participado todos los departamentos del Museo, si bien ha requerido una especial implicación del taller de restauración y conservación, "que ha trabajado en los últimos tres años en este proyecto casi de modo exclusivo".
Así, ocho obras de Pacheco que no están habitualmente expuestas han salido de los almacenes del Bellas Artes y han sido sometidas a tratamientos de restauración para incorporarse con su luz original a la muestra, ha informado Aguilar.
A través de 58 pinturas, dibujos, manuscritos o esculturas la exposición reivindica el alcance de la figura de Pacheco, quien ejerció una profunda influencia sobre pintores como Velázquez o Alfonso Cano o escultores como Martínez Montañés.
Otro de los logros de la muestra es la importante nómina de préstamos procedentes de prestigiosas colecciones como el Museo del Prado, la Biblioteca Nacional, el Palacio Real, la Universidad de Sevilla, la Catedral y parroquias de la ciudad, además de coleccionistas particulares.