Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pasión Vega afirma que "el flamenco y la copla son las señas de identidad españolas"

A pesar de su juventud, hace tiempo que Pasión Vega se alzó como una de las grandes voces de la música española. Ahora, la cantante revisita los grandes clásicos de la música latinoamericana en su nuevo disco, "Gracias a la vida", en el que rinde homenaje a temas de Violeta Parra o Carlos Gardel.
Elegidas por motivos "puramente sentimentales y de enamoramiento personal", estas canciones rescatan un abanico de ritmos que "desde hace décadas e incluso siglos Hispanoamérica ha intercambiado con España, como el tango o el bolero", ha explicado hoy la madrileña -malagueña de adopción- a Efe.
Siempre bajo su visión particular y con la copla como elemento imprescindible, Pasión Vega ha reunido en este álbum, que se publica el próximo 3 de marzo, canciones tan emblemáticas como "Un mundo raro", de José Alfredo Jiménez; "De qué callada manera", de Nicolás Guillén y Pablo Milanés; "Cuesta abajo", de Alfredo Le Pera y Carlos Gardel; y el tema que da título al disco, "Gracias a la vida", de Violeta Parra.
Para la artista -que en su temprana juventud fue reconocida como una joven promesa de la copla tras su paso por varios concursos-, las buenas canciones "agradecen nuevas visiones sobre ellas mismas, siempre que se hagan desde el respeto", una condición que Vega ha querido cumplir en este álbum, el quinto de su carrera.
"A lo largo de toda la grabación he tenido muy presente a los autores y a las grandes voces", confiesa la cantante, para quien el flamenco y la copla son "la imagen de la música española en el extranjero, señas de identidad que los jóvenes talentos deben fomentar".
Este respaldo a la música popular española por parte de Pasión Vega coincide, "afortunadamente para el género", con una regeneración de la copla llevada a cabo, de manera casi inconsciente, por artistas como Concha Buika o Diana Navarro, que, junto con la malagueña, están otorgando modernidad al folclore nacional.
"Es necesario sentirnos orgullosos de nuestra música, pero también investigar, para llegar a nuevas vías sin perder la esencia", afirma Vega, quien confiesa que hace tiempo que no se dedica a la "copla pura".
Fruto de esta iniciativa por encontrar nuevos caminos han sido sus últimos discos, como "Flaca de amor" o "La reina del pay pay", y por supuesto este último, en el que las reminiscencias copleras están presentes en la "forma de cantar, por el acento, y en la manera de interpretar los temas", señala Vega.
Para la producción del disco, la artista ha contado de nuevo con sus compañeros Horacio Icasto, arreglista de la mitad de las canciones del álbum y "uno de los mejores pianistas del momento", y también con Jacob Surera y Jesús Bienvenido, este último uno de los "autores de cabecera" habituales de Pasión Vega, según afirma.
Así, "Gracias a la vida" cuenta con los aromas más "mediterráneos y sobrios" de Jacob, pero también con "la frescura y los aires andaluces" de Jesús Bienvenido.
Con este compendio de identidades musicales fundidas en un sólo trabajo con la copla como denominador común, Pasión Vega visitará el próximo 7 de marzo Roquetas de Mar, lugar en el que tradicionalmente la artista comienza las giras de sus espectáculos.

Sonsoles Rodríguez.