Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La autopsia de Peaches Geldof no esclarece el caso. Su muerte sigue siendo "súbita, inexplicada y no sospechosa"

La policía no ha arrojado claridad al caso de la muerte de Peaches Geldof, ya que ayer se realizaba la autopsia sin desvelar ningún elemento concluyente sobre su muerte. Todavía habrá que esperar para ver si los resultados del análisis toxicológico aportan más pruebas, aunque eso puede "tardar varias semanas".
"El examen post-mórtem realizado el 9 de abril tras la muerte de Peaches Geldof se ha demostrado no concluyente, a la espera de los resultados de los análisis toxicológicos" revelaba la Policía de Kent, por lo que concluyeron, que de momento, la muerte sigue siendo "una muerte súbita, inexplicada y no sospechosa".
Con todo esto la policía seguirá investigando con el fin de aportar claridad al caso. Peaches era hija de la presentadora de televisión Paula Yates y Bob Geldof y se hizo famosa gracias a la banda Boomtown Rats. Casada y madre de dos hijos, fue encontrada muerta el pasado lunes en su casa de Wrotham, en Kent por causas aún desconocidas.
Peaches perdió a su madre a la temprana edad de 11 años, a causa de una sobredosis de heroína, por lo que la joven tuvo una infancia muy difícil, de echo el último mensaje que Peaches colgó a Twitter es una foto en la que aparece con su madre.