Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Penélope Cruz: "Estoy convencidísima de que no voy a ganar"

"La verdad es que igual que no me esperaba la nominación el año pasado, este año todavía menos. Me pilló durmiendo y no me lo esperaba nada. Estoy convencidísima de que no voy a ganar y vengo con ilusión de vivir la experiencia otra vez y disfrutar todo lo que no pude el año pasado porque estaba tan nerviosa", ha comentado.
Cruz, visiblemente emocionada al referirse al reconocimiento que ha vuelto recibir de la Academia de Hollywood, explicó que la pasada edición de los Oscar se enteró sólo "de la cuarta parte de todo lo que pasó, debido al cansancio y al estrés".
La madrileña llegará a la ceremonia de mañana con su tercera candidatura bajo el brazo después de estrenarse como nominada a Mejor actriz en la gala de 2007 por su papel protagonista en "Volver" (2006), cinta dirigida por Pedro Almodóvar. Todo indica que Cruz vivirá esta vez una situación muy parecida a la de hace tres años, cuando ganó Helen Mirren por su trabajo de reina de Inglaterra en "The Queen" (2006) y cuando también optaban al premio Kate Winslet, Meryl Streep y Judi Dench.
Sus rivales en la edición de este año son Mo'Nique ("Precious"), Maggie Gyllenhaal ("Corazón rebelde"), Vera Farmiga y Anna Kendrick, ambas por "Up in the Air". Mo'Nique es la gran favorita en todas las apuestas y así lo reconocieron ya sus rivales.
Tercera candidatura
Penélope Cruz rompe el maleficio de la ganadora al Oscar a mejor actriz secundaria y huye del supuesto ostracismo profesional repitiendo candidatura, tras ganar el premio el pasado año en esta categoría por "Vicky Cristina Barcelona" de Woody Allen. Pero esta vez Penélope Cruz no parte como favorita, a pesar de la influencia de su protector, el productor Harvey Weinstein.
No ha conseguido el Globo de Oro ni la retahíla de premios que cosechó el año pasado antes de llegar al Kodak Theathre de Los Angeles , y además compite como actriz de un musical, lo que, a la hora de la verdad, no suele impresionar tanto a los académicos como los personajes dramáticos.
En esta edición, la de Alcobendas logra, firmemente aferrada a unas cuerdas en su número musical en "Nine", su tercera candidatura en cuatro años e intenta una difícil gesta: ganar dos Oscar consecutivos, algo que sólo han hecho Spencer Tracy, Tom Hanks Katharine Hepburn, Luise Mainier y Jason Robards. Hito histórico que también juega en su contra.
Otro de los inconvenientes que le alejan de la victoria reside en que la Academia estadounidense puede considerar a la española lo suficientemente valorada, ya que no es la primera vez que destaca su trabajo por encima del de sus potentes compañeros.
Ni Sofía Loren, ni Rob Marshall, ni Daniel Day Lewis han llegado tan lejos en estos Oscar con "Nine", como tampoco lo hicieron Woody Allen, Javier Bardem o Scarlett Johansson el año pasado.
Aunque fue su enésima colaboración con Almodóvar la que le llevó por primera vez a la alfombra roja como candidata a premio -por su trabajo en "Volver"-, la abrumadora fotogenia y la vis cómica que aportó a Maria Elena, el personaje que Allen escribió expresamente para ella, le permitió demostrar que su talento no sólo brilla en manos españolas. Todo ello le valió su primera estatuilla dorada y le hace perder el factor sorpresa en esta ocasión.
Entre sus nuevos méritos se puede destacar una cada vez más amplia versatilidad interpretativa. Además de conquistar un nuevo género cinematográfico y desvelar su talento hasta ahora oculto como cantante y bailarina, en "Nine" Penélope descubre otra más de las múltiples caras de su sensualidad en la piel de Carla.
Y es que la amante del "casanova" Guido Contini, que la actriz compone acertadamente a medio camino entre lo funesto y lo absurdo en este filme, llega tras encarnar al particular glamour rural de Raimunda en "Volver" o la veraz fealdad de Italia, su personaje en "Non ti muovere".