Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pepe Rubianes enterrado en la más "estricta intimidad"

El actor cómico y director teatral Pepe Rubianes ha muerto en su casa de Barcelona, a los 61 años de edad, a consecuencia de una larga enfermedad. El actor ha sido enterrado en el Tanatorio de Sancho Dávila de la capital catalana, "en la más estricta intimidad", por expreso deseo de la familia. Conocido sobre todo por sus irónicos monólogos que en varias ocasiones llevó a los escenarios, es de origen gallego pero vivió casi toda su vida en Barcelona, donde también desarrolló la mayor parte de su carrera profesional.
Toni Coll, amigo y representante del actor, ha señalado que Pepe Rubianes es "irrepetible porque no hay nadie como él" y un "patrimonio de todos". Al frente de la productora Fila 7, Coll tenía una relación muy estrecha con el actor desde hace veinticinco. "Era un amigo, un gran amigo, y para mi es un día muy triste, porque son muchos años, años de vivir juntos muchas aventuras, muchos kilómetros juntos en la carretera", ha señalado Coll.
Rubianes ha fallecido a causa de un cáncer de pulmón que se le detectó hace menos de un año y por el que tuvo que suspender en abril las representaciones de "La Sonrisa Etíope" en el Teatro Capitol de la capital catalana. El entierro del actor y director teatral nacido en 1947 en Villagarcía de Arousa (Pontevedra) se producirá mañana a las 13:30 horas en el Tanatorio de Sancho Dávila, "en la más estricta intimidad", por expreso deseo de la familia.
Pepe "era una persona muy querida y admirada profesionalmente, es una pérdida para el país porque no deja de ser un patrimonio de todos y ahora se pierde ese patrimonio porque Rubianes es irrepetible", ha dicho Coll. Era admirado profesionalmente por mucha gente, "es irrepetible y único", añadió su amigo, visiblemente afectado por la pérdida.
También buen amigo que compartió con Rubianes escenarios y viajes, Carles Flavià ha destacado "la labor de investigación" teatral de Rubianes y ha dicho que "disfrutó con su presencia" en algunos viajes y "cuando no estaba en los escenarios, tenía un punto muy serio".
Lo último de Rubianes
Pepe Rubianes tuvo que suspender el pasado mes de abril las funciones de su último espectáculo, "La Sonrisa Etíope", en el que había puesto muchas ilusiones, sobre todo por su amor a África, y que tenía ya gira programada, al detectársele el cáncer.
La última intervención artística pública del actor fue en julio pasado cuando prestó su voz al personaje de "Dios" en el musical "Monthy Python's Spamalot" de la compañía Tricicle.
Con anterioridad llevó por toda España "Lorca eran todos", un montaje teatral creado y dirigido por él mismo con el que rendía homenaje a Federico García Lorca y a los desaparecidos en la Guerra Civil y repasaba los últimos meses de vida del poeta granadino.
Sin pelos en la lengua
Polémico, atrevido y sin pelos en la lengua, Rubianes ha fallecido dejando atrás una querella por sus declaraciones escatológicas contra la unidad de España durante una entrevista en un programa de Televisió de Catalunya en la que, precisamente, hablaba de ese montaje.
A raíz de esas declaraciones, el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, vetó la obra de Rubianes en el Teatro Español de la capital mientras que el actor cómico afrontaba un proceso penal por ultrajes a España, que todavía estaba pendiente de juicio, tras ser denunciado por esas palabras.
Rubianes debutó en el teatro profesional con Dagoll Dagom en los musicales "No hablaré en clase" y "Antaviana", participó en la "Operación Ubú", con Els Joglars y en 1982 emprendió carrera en solitario alcanzando gran éxito y permanencia en el escenario con "Rubianes, solamente" en 1997.