Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pierre Lemaitre: "La novela negra francesa es creativa y diversa"

"Francia ha cambiado de época y tenemos que vivir con la perspectiva de que las guerras se producen dentro"
El escritor francés Pierre Lemaitre, que ha presentado en la semana literaria BCNegra su novela 'Rosy&John' (Alfaguara/Bromera), ha considerado que la novela negra francesa es calidoscópica y cumple con las expectativas de un cambio de universo en Europa: "Mi hipótesis es que la novela negra francesa es creativa y diversa".
En una entrevista de Europa Press, Lemaitre ha asegurado que la literatura gala, invitada a la BCNegra, vive un momento dulce, y aparece como una "alternativa posible a la hegemonía de la novela escandinava".
Como anécdota, ha explicado que le entrevistaron para el diario londinense 'Times' dedicándole una página y que, paradójicamente, el titular fue: "Encuentro con el nuevo Stieg Larsson", lo que acaba siendo cansino, ha dicho.
Para el autor, la novela escandinava ha tenido éxito en un periodo en el que Europa estaba marcada por una crisis económica y retrataba muy bien ese momento de depresión prácticamente nerviosa, pero Europa ha comprendido que no está en crisis, sino en un proceso mucho más sostenido que se va a mantener lúgubre en el tiempo: "Es un nuevo estado del mundo y no una crisis pasajera".
En la novela presentada, Jean Garnier es un joven solitario que lo ha perdido todo y para dar rienda suelta a su dolor planea hacer explotar siete obuses, uno por día, en distintos puntos de la geografía francesa.
VIOLENCIA POLÍTICA
Sobre los atentados de París --muy posteriores a la publicación de su novela, que salió en 2013 en Francia--, ha considerado que Europa ha vivido un largo periodo de tranquilidad en la que la violencia era exterior y la interior era casi venial.
"Ahora la violencia es mucho más política. Desde el noviembre pasado Francia ha cambiado de época y ahora tenemos que vivir con la perspectiva de que las guerras se producen dentro de nuestro territorio", ha dicho.
A su juicio, la novela negra trata sobre aspectos esenciales como lo hacía la tragedia griega: "La negra nos habla de pasiones humanas, de querer liquidar al que se interpone en tu camino", y a su juicio solamente hay dos grandes pasiones humanas: poseer al otro o matarlo.
El autor ha explicado sobre su protagonista, Camille Verhoeven, que mide un metro cuarenta y cinco, que es un personaje marcado por su propia historia: "En el trabajo olvidamos quienes somos, pero él esta atado a quién es por la mirada de los otros cuando le ven entrar".
Sobre su pequeña talla, ha dicho que es interesante porque le pone difícil la seducción y la sexualidad y, sin embargo, resulta carismático para las mujeres, recordando al personaje de Tyrion de Juego de Tronos --Peter Dinklage-- que el autor quiere que protagonice la adaptación de su novela al cine --con la que está trabajando con productores americanos--.
Sobre la crueldad de su madre y cómo esta afecta al personaje, ha admitido que sus novelas están llenas de malas madres, y ha añadido: "En mis páginas hay muchas malas madres que solo os pueden haber sorprendido porque no conoces a la mía".
No obstante, el autor considera que ha llegado el momento de dejar a este personaje para no hastiarse y hartar al lector y porque con esta trilogía Camille "tiene una historia completa".
Lemaitre publicará el próximo mes en Francia 'Trois jours et une vie', la historia de una joven de 12 años convertido por accidente en un criminal; y trabaja en la continuación de la novela histórica 'Nos vemos allá arriba' en una parte ambientada en los años 30 del siglo pasado.