Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La actriz de 'Pippi Calzaslargas' cumple 50 años perseguida por el personaje

A los 10 años Nilsson saltó a la fama en Suecia encarnando el personaje creado por la escritora Astrid Lindgren, y el fenómeno fue exportado años después con éxito al resto del mundo, tanto la serie como varias películas hechas a partir de ésta.

Pero desde entonces la actriz sueca ha desarrollado una carrera irregular, centrada en el teatro, ante la dificultad de convencer a productores y directores de cine de que podía realizar otro papel que el de la rebelde Pippi, la niña más fuerte del mundo, acompañada siempre por su caballo "Pequeño Tío", su mono "El señor Nilson" y sus amigos Tommy y Annika.

"Ahora muchos ya no hacen esa asociación, y me parece perfecto. Cuando luego descubren quién soy me piden perdón, aunque a mí al contrario, me encanta que no me reconozcan", declaró hace unos días Inger Nilsson en una entrevista al diario "Norrk÷pings Tidningar".

Tras lograr la fama mundial a temprana edad como Pippi Calzaslargas, conocida como Pippi Mediaslargas en América Latina, Nilsson estudió luego para secretaria, pero decidió retomar posteriormente su carrera como actriz.

Durante décadas ha formado parte de diversos grupos de teatro suecos, incluidos varios de tipo experimental, además de grabar un disco en 1978 que pasó desapercibido y de interpretar un papel en una película del suizo Xavier Koller titulada "Gripsholm" (2000).

La imposibilidad de labrarse una carrera estable como actriz la obligó a ejercer su profesión de secretaria, últimamente en un hospital de Estocolmo.

Desde hace tres años Nilsson ha logrado su trabajo más estable como actriz desde la época de Pippi: el papel de la médico forense Ewa en "El comisario y el mar", una adaptación de los libros de la escritora sueca Mari Jungstedt del canal de televisión alemán ZDF.

La grabación de nuevos episodios de la serie y una producción teatral con la que recorrerá Suecia el próximo verano le han dado un nuevo impulso, aunque modesto, a la carrera de esta admiradora de William Shakespeare, por lo que ha decidido abandonar su trabajo de secretaria, al menos temporalmente.

"Una salida es siempre una entrada a algo nuevo. Así es como he tratado de pensar en mi vida hasta ahora, y he intentado explicar a la gente que cuando dejé de interpretar a Pippi, pasé a hacer algo distinto", ha explicado Nilsson.