Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Plácido Domingo triunfa en Alemania en su nueva carrera como barítono

Plácido Domingo en su papel de Simón Boccanega, su primer papel como barítono. Foto: EFEtelecinco.es
El tenor español Plácido Domingo ha puesto en pie al público de la Staatsoper berlinesa con su interpretación del atormentado Simón Boccanegra, el primer papel de su carrera operística en el que canta como barítono en una ópera.
Bajo la batuta del director argentino-israelí, Daniel Barenboim, el tenor español cumple así con su sueño de interpretar al corsario de la obra de Giuseppe Verdi, para el que no ha dudado en cambiar su registro, para deleite del respetable.
El público de la ópera de Unter den Linden reconoció los esfuerzos y el virtuosismo del español en el estreno con una acalorada despedida y con aplausos esporádicos que arrancaron con su primera aparición sobre el escenario y se fueron repitiendo durante las más de tres horas de espectáculo.
Domingo, que ya había actuado de barítono en zarzuelas españolas, se ganó los aplausos de los entregados asistentes con su interpretación intensa, arrebatada y digna del Dogo de Génova.
La melodramática obra de Verdi, de tintes shakespearianos, aúna muertes, traiciones, celos y reencuentros familiares orquestados alrededor de la figura de Boccanegra, quien por aclamación popular e intrigas palaciegas pasa de corsario a gobernante de la ciudad italiana.
El "Simon Boccanegra" de Domingo se representará en Berlín en varias dias de octubre, noviembre y marzo y viajará posteriormente a la Scala de Milán, en abril y mayo.
Kwangchul Youl en el papel de Jacopo Fiesco y Fabio Sartori en el de Gabriele Adorno consiguieron dar la réplica al maestro español y conformar memorables duelos vocales, lo que les granjeó algunas de las ovaciones más sentidas de la noche.
La pieza de Verdi, de la que se interpretó su segunda versión de 1881, no convenció, sin embargo, en lo relativo a la puesta en escena del italiano Federico Tiezzi, que recibió los únicos abucheos de la velada, atenuados por los vítores brindados a Domingo y a Barenboim, principalmente.
El veterano tenor español, de 68 años, volverá a actuar el próximo 4 de noviembre a las órdenes de Barenboim en un concierto benéfico, en la Filarmónica de Berlín, destinado a recaudar fondos para la remodelación de la Staatsoper que dirige el músico.
Al término de la presente temporada, el 5 de junio de 2010, el histórico edificio de la avenida Unter den Linden bajará el telón durante un periodo de tres años con una función de "Eugen Onegin" de Piotr Tchaikovsky, que protagonizará el tenor mexicano Rolando Villazón.
Durante ese tiempo, en que la ópera berlinesa será sometida a una profunda renovación técnica, sus funciones se representarán en el Schiller Theater.