Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un Plácido Domingo de aniversario despide la temporada del Teatro Real con un largo aplauso para su 'Macbeth'

El dúo Plácido Domingo y Anna Pirozzi, en los papeles de Macbeth y Lady Macbeth, han clausurado la temporada 2016/2017 del Teatro Real con una concierto dramatizado de la ópera de Verdi --basada en el texto de William Shakespeare-- que ha cosechado un largo aplauso de más de siete minutos.
Pese a que inicialmente iba a ser meramente un concierto, ha sido finalmente una representación semi-dramatizada, a petición de Plácido Domingo. "Queríamos hacer una versión que fuera dramática pero sin escenografía", explicó el cantante durante la presentación del concierto.
Además del cantante hispanomexicano y la soprano italiana, sobre el escenario les han acompañado el Coro Titular del Teatro Real compuesto por 70 cantantes y dirigido por Andrés Máspero, el bajo-barítono Ildebrando D'Arcangelo (Banquo); el tenor Brian Jagde (Macduff), que debuta en Madrid; y Raquel Lojendio (dama de Lady Macbeth), que también han recibido una gran ovación por parte del público.
Asimismo, Airam Hernández, Fernando Radó y David Sánchez han completado el reparto --en los papeles de Malcom, médico y Sirviente/heraldo/sicario, respectivamente-- de una representación en la que Plácido Domingo, a sus 76 años, cumplía su función número 3.900, algo que le han recordado algunos de los asistentes del patio de butacas cuando, al final de la misma, han sacado unos globos con el número 3.900.
Según explicaba el cantante, la ópera 'Macbeth' se ha convertido en "una de sus favoritas desde que cambió de tono", algo que se suma a la ilusión que manifestó por interpretarla en la capital. "Esta es mi ciudad", dijo.
Además de la ovación a Plácido Domingo, el público ha agasajado también con largos aplausos a Pirozzi, que ha llevado a cabo con soltura un personaje que, según reconocían los responsables de la producción es "muy complicado en todos los niveles"; y a Brian Jagde, especialmente por su interpretación del solo de Macduff tras el asesinato de sus hijos, en acto IV de la función.
El Teatro Real cierra así una temporada en la que se ha destacado por su variedad operística, con obras como 'Otello', 'Norma', 'La clemenza di Tito', 'El holandés errante' y 'Madama Butterfly'; así como con una muestra de la creación del siglo XX con 'El gallo de oro', 'Billy Budd' y 'Bomarzo'; del Barroco ,con Rodelinda; y llegando a la creación actual con el estreno mundial de 'La ciudad de las mentiras' y dos óperas de cámara: 'disPLACE' y 'Le malentendu', esta última en colaboración con los Teatros del Canal.
Durante la temporada ha acogido también representaciones de danza de la Compañía Nacional de Danza, del Ballet de Viena, y de conciertos y recitales de artistas, coros y orquestas de gran reconocimiento en el panorama internacional.
Según explicó el director del Teatro Real, Joan Matabosch, en la programación de esta temporada, la primera del trienio en el que la institución celebra su segundo centenario, se trataba de elevar la cartelera del teatro a su "máximo nivel".