Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Polanski da las gracias

El cineasta Roman Polanski, en detención domiciliaria en Suiza por un caso judicial de violación que data de los años 70, ha dado las gracias a aquellos que le han apoyado durante su privación de libertad, a través de una carta en la página web del filósofo galo Bernard-Henri Lévy.
"Yo mismo estoy emocionado por la cantidad de testimonios de simpatía y de apoyo que he recibido en la prisión de Winterthur y que sigo recibiendo en este chalé de Gstaad, donde paso las fiestas con mi mujer e hijos", escribe el oscarizado director de "El pianista" o de "Tess" en su misiva.
Dice Polanski que le gustaría "poder decirle a cada uno lo bien que sienta, cuando se está encerrado en una celda , oír cada mañana el murmullo de la voz humana y de la solidaridad al recibir el correo".
"Cada una de sus palabras han sido, para mí, en los momentos más oscuros y en mi situación actual, reconfortantes y esperanzadoras", agrega el director, quien quiere con esta carta hacer llegar su agradecimiento a aquellos que le han apoyado.
Polanski se marchó de Estados Unidos a Francia en 1978 para evitar tener que responder ante los tribunales por violar a una niña de 13 años durante una sesión de fotos.
El director fue detenido a finales del pasado septiembre cuando aterrizaba en Zúrich para recibir un premio, en virtud de una orden de captura de EEUU, y consiguió la libertad condicional después de haber depositado la fianza de 4,5 millones de francos (3 millones de euros) establecida por los jueces suizos. CGS