Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Premio Nacional de Fotografía para Gervasio Sánchez

Gervasio Sánchez, un fotógrafo comprometido. Foto: EFE.telecinco.es
El galardón, que concede anualmente el Ministerio de Cultura y que está dotado con 30.000 euros, ha sido otorgado por un jurado presidido por María Ángeles Albert, directora general de Bellas Artes y Bienes Culturales, e integrado por José María Rosa Angulo, Paloma Esteban Leal, Rosina Gómez-Baeza Tinturé, María Fernández Palou, Rafael Doctor Roncero y Santiago Olmo García.

El jurado ha destacado la aportación de Gervasio Sánchez a la fotografía de reportaje y "cómo a través de ella se dignifica a las víctimas fotografiadas, con una mirada particular que enaltece los mejores valores del fotoperiodismo"

El compromiso hecho arte

Gervasio Sánchez (Córdoba, 1959) trabaja habitualmente para el "Heraldo de Aragón" y en enero pasado obtuvo el Premio Internacional de Periodismo Rey de España en su apartado "Fotografía", por una instantánea de su colección "Vidas minadas, 10 años después".
Especializado en conflictos armados, entre 1984 y 1992 cubrió la mayor parte de los que tuvieron lugar en América Latina y publicó sus trabajos en el "Heraldo de Aragón", "El País", "Diario 16" y en diferentes revistas.

En 1995, emprendió su proyecto fotográfico "Vidas minadas" sobre el impacto de las minas antipersonales en las poblaciones de los países más minados del mundo, entre ellos Afganistán, Angola y Camboya, que concluyó en 1997 con un libro y una exposición. 
 
Sánchez, feliz, recuerda a sus compañeros
Sánchez ha manifestado que se siente "doblemente afortunado" al recibir este premio, ya que lo primero que ha pensado al recibirlo "ha sido recordar a tantos compañeros míos periodistas, fotógrafos y camarógrafos que han perdido la vida en zonas de conflicto".
"Varios de mis mejores amigos están muertos: Juantxo Rodríguez, en Panamá, hace ya veinte años; Jordi Pujol, en Sarajevo; Miguel Gil, en Sierra Leona; Julio Fuentes, en Afganistán; Ricardo Ortega, en Haití, y Julio Anguita y José Couso en Irak. Todos murieron haciendo su trabajo en esa especie de frontera entre la vida y la muerte".

"No tengo la más remota idea ni de quién me ha propuesto ni por qué me lo han dado", pero considera "muy curiosa" su elección "porque estos jurados suelen ser elegidos por tener unos baremos muy abiertos, y quizá valoren propuestas más artísticas, pero estoy feliz de que me lo hayan dado a mí". RSO