Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los Reyes y la Princesa Beatriz de los Países Bajos inauguran la exposición más ambiciosa del Bosco en el Prado

Los Reyes de España Felipe VI y Letizia y la Princesa Beatriz de los Países Bajos han presidido este lunes la inauguración de la muestra monográfica que se celebra en el Museo Nacional del Prado para conmemorar el quinto centenario de la muerte del Bosco.
A su llegada han sido recibidos por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes; la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría; el ministro de Educación, Cultura y Deporte en funciones, Íñigo Méndez de Vigo; el ministro de Cultura de la República Portuguesa, Luis Felipe de Castro, y la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena.
Asimismo, también han acudido el presidente del Real Patronato del Museo Nacional del Prado, José Pedro Pérez-LLorca, el presidente de la Fundación BBVA, Francisco González, el director del Museo Nacional del Prado, Miguel Zugaza y el director de la Fundación BBVA, Rafael Pardo, entre otras personalidades.
Durante este recorrido, los Reyes y la Princesa Beatriz de los Países Bajos han recorrido las salas en las que se encuentra esta exposición, donde han podido disfrutar de obras como 'Adoración de los Reyes Magos', 'Las tentaciones de San Antonio', 'El carro de heno' y 'El jardín de las delicias'.
Esta muestra, que ha contado con el patrocinio de la Fundación BBVA y ha sido comisariada por Pilar Silva, jefe de Departamento de Pintura española (1100-1500) y Pintura flamenca y Escuelas del norte, se divide en cinco secciones de carácter temático, a las que se añade una sexta sección dedicada a los dibujos.
La exposición del Bosco está formada por obras del Prado, así como por piezas procedentes del Museo de Arte Antiga de Lisboa, el Albertina y el Kunsthistorisches Museum de Viena, el Museum of Fine Arts de Boston, The Metropolitan Museum of Art de Nueva York, la National Gallery de Washington, el Musée du Louvre de París o el Polo Museale del Veneto de Venecia, entre otros.
Las obras están instaladas en un recorrido novedoso y dinámico que permite contemplar la obra del artista con "mejores condiciones de visibilidad", en palabras de su comisaria, Pilar Silva. Algunos de los ejemplos son la disposición de varias islas centrales en las que se sitúan 'El jardín de las delicias' o 'Adoración de los Magos' que permite que el visitante pueda rodearlas y contemplarlas de una manera diferente a la habitual.