Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Príncipe asegura que "ninguna gran nación puede abordar la crisis desde el pesimismo"

Su Alteza Real recuerda que los españoles "debemos ser conscientes de que estamos en una empresa común"
Su Alteza Real el Príncipe de Asturias, Don Felipe de Borbón, ha asegurado que "ninguna gran nación puede abordar la crisis desde el pesimismo" y sin el concurso de todos. "Cumplamos cada uno con nuestras responsabilidades y promovamos un espíritu colectivo de superación, ilusión y esperanza que descanse en las bases sólidas que ya tenemos".
En este sentido, y en referencia a la crisis económica, Su Alteza Real ha pedido unión a todos los españoles recordando que "a lo largo de estas ultimas décadas han sido muchos los éxitos y los logros que hemos alcanzado juntos, no sin sacrificios ni renuncias, y de ellos nos debemos sentir legítimamente orgullosos".
Don Felipe de Borbón, durante su discurso en la XXXI Ceremonia de entrega de los Premios Príncipe de Asturias 2011, ha dedicado parte de su discurso a animar a los españoles a combatir la crisis económica y ha señalado "que si queremos resolver los desafíos que nos plantea la crisis, debemos actuar con decisión y valentía".
"Los españoles debemos ser conscientes de que estamos en una empresa común en la que hoy, más que nunca, tenemos que estar unidos en torno a nuestros grandes objetivos nacionales y, muy especialmente, para afrontar ese gran reto que es recuperar el empleo. Recuperarlo a todos los niveles y, sobre todo, para los más jóvenes, que quieren, que tienen derecho, a que la sociedad les abra las puertas de la esperanza", ha manifestado.
El Príncipe de Asturias ha señalado que "el difícil tiempo que vivimos exige también que evitemos las confrontaciones y las divisiones estériles; que respetemos y seamos capaces de integrar después, en beneficio del interés general, las sensibilidades y las opiniones divergentes".
Y ha añadido que debemos buscar "con sentido de la responsabilidad, criterios comunes en lo esencial. Debatir rigurosamente no es enfrentar, sino construir; aportar soluciones no es sinónimo de repudiar por sistema las ajenas; y llegar a acuerdos siempre propicia la generosidad, el compromiso y la confianza".
RECUERDO A IGLESIAS PRADA
Don Felipe tras recordar "con tristeza" a Juan Luis Iglesias Prada, quien fue secretario general de la Fundación, fallecido el pasado mes de marzo, del que valoró su "trabajó en beneficio de la institución, a la que supo engrandecer y a la que aportó su bonhomía y su inteligencia", ha elogiado el "valioso trabajo" y a ensalzado el mérito de los premiados.
MÚSICA Y EDUCACIÓN
Del maestro napolitano Riccardo Muti, Premio de las Artes 2011, Don Felipe ha señalado que "es uno de los más grandes directores de orquesta. Ha dirigido, con su exquisita sensibilidad, en los escenarios más prestigiosos del mundo y a las formaciones más relevantes. Es, además, un humanista con profunda vocación investigadora, dedicada especialmente a la recuperación de grandes obras históricas que rescata del olvido e incorpora al repertorio de nuestros días".
Por su parte, Su Alteza Real ha destacado del psicólogo estadounidense Howard Gardner, Premio de Ciencias Sociales, su trabajo en la Teoría de las inteligencias múltiples y sus estudios sobre ellas y sobre la forma de desarrollarlas al introducir múltiples innovaciones en el sistema educativo, con el propósito principal de lograr -como ha afirmado recordando a Platón- que "las personas quieran hacer lo que deben hacer".
THE ROYAL SOCIETY y DRAYTON
Esta forma de trabajar, ha destacado Don Felipe durante su discurso, también brilla de manera especial en la tarea desarrollada desde hace más de 350 años por The Royal Society, la comunidad científica más antigua del mundo, que ha recibido el Premio de Comunicación y Humanidades.
"Su misión admirable consiste en extender las fronteras del conocimiento a través del desarrollo y el uso de la ciencia en beneficio de la humanidad", ha destacado.
Del Premio de Cooperación Internacional, Bill Drayton, Su Alteza Real ha elogiado su labor que "pone de relieve características fundamentales de la emprendeduría social; tales como la inspiración, la creatividad, la fortaleza y, por encima de las demás, la confianza".
"Los emprendedores sociales descubren y ponen en práctica soluciones viables a problemas sociales, viendo oportunidades donde otros tan solo perciben amenazas", ha añadido.
INVESTIGACIÓN CIENTÍFICA Y TÉCNICA
Los neurobiólogos Joseph Altman, Arturo Álvarez-Buylla y Giacomo Rizzolatti han recibido el Premio de Investigación Científica y Técnica. Don Felipe ha destacado que gracias a sus aportaciones "sabemos más y entendemos mejor el cerebro humano, el órgano fundamental para ejercer las capacidades que hacen tan singular a nuestra especie.
Y en este sentido ha señalado que es "obligado recordar de nuevo a Santiago Ramón y Cajal, fundador de la Neurobiología, que a comienzos del pasado siglo ya intuyó que sería refutado el dogma de la no-regeneración de las vías nerviosas centrales".
COHEN, "DIRECTAMENTE PARA LOS CORAZONES"
Con respecto al Premio de las Letras, Leonard Cohen, el Príncipe de Asturias ha resaltado que "leer y escuchar a Cohen es, en efecto, sentir la fuerza de quien escribe y canta directamente para los corazones; sentir la sincera afirmación de que son poetas como Lorca o Machado los que han iluminado sus dudas y sus certezas más profundas".
"Reconocemos su gran obra y le damos las gracias por su coherencia, por su belleza; por no haber renunciado nunca a todo aquello que lo ha convertido en un artista admirado y admirable, un amigo con el que recorrer los senderos de la vida y de la fuerza imparable del amor", ha señalado el Príncipe durante su discurso.
GEBRSELASSIE
Del gran atleta Haile Gebrselassie, que ha recibido el Premio de los Deportes, el príncipe de Asturias ha recordado que es un ídolo para millones de personas en todo el mundo y muy querido, especialmente en su país natal, Etiopía.
"En él, la fuerza de voluntad y el espíritu de sacrificio son la norma. Norma para alcanzar el éxito deportivo y para demostrar que se pueden superar los retos más difíciles cuando se persiguen con tenacidad y grandeza de ánimo", ha añadido.
HÉROES DE FUKUSHIMA
Don Felipe ha manifestado que los héroes de Fukushima, Premio de la Concordia, representan, "con su actitud valiente y entregada, toda la grandeza de espíritu que nos mueve a hacer el bien, a renunciar a todo por los demás -incluso a la propia vida-, y que desearíamos ver multiplicada allí donde fuera precisa para terminar con el dolor y la injusticia".
Y ha destacado que han actuado "sobreponiéndose a la pérdida de familiares y de sus bienes, al sufrimiento producido por una situación desesperada y dramática, hicieron frente de inmediato a la amenaza de la central nuclear siniestrada con generosidad, sentido del deber y conciencia cívica".
RECUERDO A JOVELLANOS
Por último, y tras un recuerdo cariñoso a las dos cooperantes españolas retenidas en Somalia, Don Felipe ha tenido unas palabras de recuerdo a Gaspar Melchor de Jovellanos, figura clave de la Ilustración, en el bicentenario de su muerte y ha destacado que "su obra es un testimonio del patriotismo más noble y de la lucha contra los males y las ignorancias de su época".
"Le guiaron siempre las luces del conocimiento, de la moral y de la ética", ha resaltado y lo ha definido como "un gran español que tanto contribuyó al progreso de Asturias y cuyas ideas son un referente para todos, más aún en estos tiempos difíciles, como los que él mismo vivió".