Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La RAE reedita la visión de los académicos sobre sus letras por el tricentenario de la institución

La Real Academia Española (RAE) ha reeditado la visión de los académicos sobre sus letras por el tricentenario de la institución en 'Al pie de la letra', una obra que suma más de una docena de artículos nuevos sobre la visión personal de hasta tres generaciones de académicos.
Esta obra fue publicada por primera vez en el año 2001, en una edición no venal y de circulación prácticamente interna. Su segunda revisión se publicó en 2007 y en esta última se incorporan más de una docena de artículos nuevos a los ya existentes.
Durante la presentación del libro esta mañana en Madrid, el secretario de la RAE, Darío Villanueva, ha explicado que esta obra nació "como un juego por parte de los académicos que escribieron en el año 2001 algunas páginas sobre la letra que les había tocado en suerte" a la hora de ser elegidos miembros de la institución.
Villanueva ha señalado que esta nueva edición es "mucho más completa" que las anteriores al integrar 67 aportaciones y ha subrayado que podrá ser disfrutada por "todos los que sientan curiosidad por esta especie de ingeniosa aproximación de los académicos de la RAE a la letra mayúscula o minúscula de su sillón".
Además, Villanueva ha indicado con la conmemoración del tercer centenario la RAE "se está sacando una espina" porque no pudo celebrar los dos anteriores como consecuencia de la invasión napoleónica en el siglo XIX y de la inminencia de la Primera Guerra Mundial en el siglo XX.
"UN AZAR MISTERIOSO"
Por su parte, el académico coordinador de la obra, José María Merino, ha afirmado que los miembros de la RAE ocupan un sillón con su letra asignada por "un azar misterioso", lo que, desde su punto de vista, "le da al juego unas características especiales".
Merino ha explicado que, durante su labor, ha encontrado "historia institucional, memoria personal, especulaciones teóricas, palabras técnicas, cuentos, poemas, juegos lingüísticos, historia de la letras sentido de la letra, juegos de palabras", entre muchos otros temas debido a que hay académicos de muchas "extracciones diferentes".
"Fue una feliz idea la de decir, vamos a conmemorar el tricentenario también haciendo que este libro secreto se convierta en un libro público", ha manifestado Merino, al tiempo que opina que es un texto "muy interesante" que tiene que ver con la "quimera, la fantasía, la ficción" convirtiéndose en un juego "erudito, divertido, estético" pero "siempre desde la perspectiva del lenguaje".
Para Merino, lo "importante" es que cada académico escribiera lo que "le diera la gana", por lo que ha asegurado que han tenido la máxima libertad para trabajar. Además, preguntado sobre si a alguno de ellos no le gusta su letra, ha contestado: "Yo creo que todos los académicos están muy contentos de su letra, por lo menos el libro eso parece demostrar".
En este sentido, Villanueva ha revelado que hay casos de académicos que han hecho un "uso muy pertinente y muy reiterado" de la letra en el texto que ha escrito, mientras que también se da "el caso contrario", es decir, que para homenajear a la letra se ha escrito el texto sin ella.
ILUSTRACIONES DE ÓSCAR ASTROMUJOFF
Durante su intervención, la directora de la Fundación José Manuel Lara, Ana Gavín, ha afirmado que "se ha trabajado mucho" en la labor de edición y ha destacado el trabajo del ilustrador argentino Óscar Astromujoff. Así, ha recordado que la obra está a la venta desde la pasada semana a un precio de 25 euros que está "entre el libro de regalo y el libro de texto para leer, para disfrutar".
Finalmente, el director de la Real Academia Española, José Manuel Blecua, ha agradecido el trabajo de la Fundación Lara, así como el de la Fundación Banco Sabadell. "Es una hermosa obra", ha concluido.