Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

RTVE recuerda que sus directivos deben tener "dedicación exclusiva" al servicio de la Corporación

El Gobierno asegura que su misión es hacer viable la Corporación y por eso defiende un modelo de gestión donde prime la austeridad
El presidente de RTVE, Leopoldo González-Echenique, recuerda que el desempeño del cargo de directivo en la Corporación exige dedicación exclusiva, al mismo tiempo que ese puesto es incompatible con cualquier otro trabajo permanente ajeno al de la Corporación, según se desprende de una respuesta del jefe de la Pública dirigida al diputado responsable de la Izquierda Plural en la materia, Ricardo Sixto, que ha sido recogida por Europa Press.
El parlamentario de izquierdas quería conocer si Echenique tenía conocimiento de que había habido directivos de RTVE con participación en los consejos de administración de empresas privadas relacionadas con el sector audiovisual o de comunicación en el momento de desempeñar su cargo, después de la denuncia de la sección sindical de la Confederación General del Trabajo (CGT) en RTVE.
En concreto, el sindicato alertaba de que la gestión de esta empresa pública estaba "cada vez más en manos de directivos externos", cuyos sueldos son "opacos" y cuyas decisiones "se sitúan al margen de cualquier control democrático".
"Además de haber sido contratados a dedo por diferentes direcciones sin cumplir con los criterios de mérito y capacidad, exigibles en toda empresa financiada con dinero público, algunos de estos directivos mezclan sus intereses personales con los de RTVE y entran en connivencia con empresas privadas del sector audiovisual y de la comunicación, pudiendo incurrir en distintas incompatibilidades", advierte Sixto, al mismo tiempo que quería saber si la Corporación iba a poner en marcha alguna comisión de investigación para depurar responsabilidades en este sentido.
Así, González-Echenique detalla que el personal directivo de RTVE tiene suscrito un contrato que está excluido del II Convenio Colectivo, pero que cuenta con una cláusula, en la cual, aparte de indicarse que están sujetos al régimen de plena disponibilidad y de que el desempeño del cargo de directivo exige dedicación exclusiva, se determina que es incompatible con cualquier otro trabajo permanente ajeno al de RTVE.
"Ello sin perjuicio de la aplicación del régimen de incompatibilidades propias del personal de RTVE, así como las específicas que establecen las leyes para el sector público", precisa.
En consecuencia, dice que ante este tipo de situaciones es de aplicación la 'Instrucción 1/2008' de la Corporación RTVE, por la que se establecen las directrices generales a seguir sobre las solicitudes de compatibilidad de una segunda actividad de los trabajadores, que incluye la regulación sobre la materia en el Convenio colectivo, y por la Ley de Incompatibilidades.
"Teniendo en cuenta los aspectos anteriormente expuestos, RTVE gestiona el procedimiento a seguir con la regulación en materia de compatibilidades e incompatibilidades", añade el presidente de la radio y la televisión públicas.
VIOLENCIA DE GÉNERO
En otra respuesta parlamentaria dirigida a la diputada del PSOE, Ángeles Álvarez, sobre las acciones que la dirección de la Pública ha puesto en marcha para poner freno a la emisión de programas que "alientan el silencio frente a la violencia de género o defienden la normalización de la prostitución como una opción laboral para las mujeres", Echenique asegura que en la Corporación "no existe la necesidad de poner freno a ese tipo de programas porque no tienen lugar en nuestras parrillas".
Es más, asegura que la violencia de género o la prostitución son temas que se abordan en la programación de la casa, principalmente en los informativos y en los magazines, y siempre a través de un tratamiento "profesional, objetivo y respetuoso hacia las mujeres", tal como se recoge en el Manual de Estilo de la Corporación RTVE.
"El papel de una radiotelevisión pública es comunicar a los ciudadanos lo que sucede en el mundo desde la responsabilidad y el compromiso con la creación de una conciencia social, en este caso, de intolerancia absoluta frente a la violencia de género", añade el presidente de la Corporación.
De hecho, en otra respuesta parlamentaria, González-Echenique indica que la dirección de la Corporación no considera la prostitución una opción laboral recomendable a las mujeres. "Nunca en RTVE se ha recomendado la prostitución como opción laboral", apostilla.
EVITAR LA QUIEBRA
Por otro lado, en respuesta al diputado de IU, Gaspar Llamazares, sobre qué medidas ha previsto Echenique para evitar la quiebra de RTVE, en este caso es el Gobierno el que asegura que su misión es hacer "viable" económicamente y en términos financieros, los servicios públicos de los medios de comunicación.
Por ello, dice que promueve un modelo de gestión en el que los profesionales sean los protagonistas del desarrollo de sus distintas áreas; un modelo en el que prevalezca la austeridad, primando el esfuerzo de las producciones propias frente a la utilización de producciones de otros centros, y donde se refleje también la pluralidad de la sociedad y que conviva con los medios de radiotelevisión privados.
"Dado que la financiación de la Corporación no depende de los recursos publicitarios, el Gobierno velará por su funcionamiento, aportando los recursos que se considere necesarios, dentro de un esquema de viabilidad económica y austeridad en la gestión", agrega el Ejecutivo.