Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Reeditan un libro clásico sobre la ruta jacobea del hispanista Walter Starkie

El escritor e hispanista irlandés, Walter Starkie. EFE/Archivotelecinco.es
El clásico "El Camino de Santiago", del hispanista irlandés Walter Starkie, considerado como uno de los mejores libros publicados sobre la ruta jacobea, que el autor recorrió cuatro veces entre 1924 y 1954, ha sido recuperado ahora con motivo del Año Santo Compostelano 2010.
Con el subtítulo de "Las peregrinaciones al sepulcro del apóstol", este libro del que fuera el primer director del Instituto Británico de Madrid (1940-1954) ha sido reeditado por Cálamo en su colección Pasajero, dedicada a la literatura de viajes.
Prologada por el también hispanista Ian Gibson, esta nueva edición recupera la primera y única que Aguilar publicó en castellano en 1958, traducida por Amando Lázaro Ros, y que estaba agotada, según José Ángel Zapatero, director editorial de Cálamo.
"A veces he pensado que Walter Starkie nació para escribir este libro. ¿Cómo no iba a fascinarle a él, como buen católico irlandés, hispanista, andarín y juglar, el peregrinaje más famoso de Europa, fuente de infinidad de historias, leyendas y anécdotas?", dice en su nota preliminar Gibson, para quien éste libro, "medio siglo después, no ha perdido su atractivo".
Con Starkie (Dublín, 1894-Madrid, 1976), "rendido admirador de Cervantes" y "maestro -dice Gibson- en el difícil arte de mezclar información y anécdotas, seriedad y humor; de estimular el apetito del lector deseoso de conocer, de saber cosas, pero sin hartarle con excesivos pormenores", siempre "hay garantía de tener aventuras a raudales, y nunca tantas, ni tan bien contadas, como en este libro".
Una obra, continúa, que "invita a una lectura pausada, sosegada -nada de prisas-, como si real y verdaderamente estuviéramos acompañando al orondo y locuaz autor en su lenta peregrinación hacia la afamada ciudad gallega, en nuestros días nuevamente meta de creyentes de todo el mundo".
Tenido por una de las personalidades más polifacéticas de la cultura europea del siglo XX, Walter Starkie mostró un temprano interés por la cultura hispana -fue el primer catedrático de español en el Trinity College de Dublín, en el que ejerció de 1926 a 1947- y estableció a lo largo de su vida fuertes vínculos con España, donde entabló amistad con destacados intelectuales.
Trotamundos empedernido, se le conoce ante todo por sus libros de viajes, con bastante éxito editorial.
Entre los más conocidos está "Spanish Raggle-Taggle. Adventures with a Fiddle in North Spain" (1934), traducida en España como "Aventuras de un irlandés en España", una narración -como recuerda Ian Gibson- de "un viaje suyo a pie por el País Vasco y Castilla la Vieja durante el verano de 1931, a los pocos meses de inaugurada la II República".
"La finalidad de tal excursión, según el autor, era demostrar que un bohemio con violín, pero desprovisto de pesetas, podía ganar lo suficiente para sobrevivir durante unos meses tocando en las plazas, calles y mercados de aquellos entrañables territorios, aún poco conocidos de los turistas", escribe Gibson, en el citado prólogo.
Otras obras de Starkie son "Don Gitano" y "Trotamundos y gitanos" (1944) y Casta Gitana (1956), al tiempo que tradujo al inglés "El Quijote" y las "Novelas Ejemplares", de Cervantes.