Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El director general de Relaciones con las Confesiones desea que "se mantenga la excelente cooperación Estado-Iglesia"

El director general de Cooperación Jurídica Internacional y Relaciones con las Confesiones del Ministerio de Justicia, Javier Herrera, ha asegurado que en la actualidad existe una "excelente cooperación" entre la administración del Estado y la Conferencia Episcopal y ha manifestado su deseo de que "en el futuro se mantenga así".
En las jornadas sobre el 50 aniversario de la Conferencia Episcopal Española (CEE) organizadas por el Arzobispado, Herrera ha recordado que en las relaciones entre el Estado y la Iglesia Católica se reconoce "la especial implantación que esta religión posee en el país, su arraigo histórico, así como el número de españoles que la profesan".
No obstante, ha reconocido que en este último tiempo se han dado "expresiones desafortunadas que atacan la libertad religiosa, como las actitudes recientes en el Ayuntamiento de Barcelona", un hecho que ha sido condenado por las cuatro confesiones religiosas fundamentales en España (católicos, evangélicos, musulmanes y judíos) a través de un comunicado, que ha contado con el respaldo de la Dirección General que representa.
"Además del ejercicio del derecho, la libertad religiosa supone un respeto por la convivencia, por parte de los que creen en una confesión, de los que creen en otra e incluso de los que no creen en ninguna". Por ello, "hay que defender siempre la tolerancia y el respeto por las ideas de los demás", ha dicho.
En cuanto a las relaciones con las confesiones religiosas minoritarias, Herrera ha afirmado que desde 1992 el Estado español tiene firmados acuerdos con la comunidad evangélica, musulmana y judía que "poseen un reconocimiento legal específico con sus derechos y deberes claramente tasados"
De la misma manera, mormones, budistas, testigos de Jehová y ortodoxos poseen reconocido el concepto jurídico del "notorio arraigo" que implica también para ellos una serie de garantías y derechos que pueden ejercer.