Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Rey subraya el reto de la adaptación del trabajo académico a la era digital al presidir el pleno de la RAE

El Rey Felipe VI ha subrayado el reto que afronta la Real Academia Española para adaptar el trabajo académico a la era digital, una labor con la que cuentan con el apoyo de la Casa Real y "la fuerza de la unidad del español", durante su intervención ante el Pleno de la institución.
Felipe y la Reina Letizia han presidido este jueves la junta de la Real Academia Española (RAE), celebrada, como cada jueves, en el salón de plenos de esta corporación tricentenaria fundada en 1713, bajo el reinado de Felipe V. Los monarcas han sido informados de la situación y los proyectos de la RAE y han departido con los académicos al final de la sesión.
Durante su discurso en el pleno, el monarca ha puesto en valor la "decisiva aportación" del Diccionario de la lengua española, que se ofrece de forma gratuita en línea, a la hora de contribuir en ese objetivo de adaptar el trabajo académico a la era digital y ha reseñado la "brillante" conmemoración de su tricentenario.
Asimismo, el Rey Felipe VI ha enfatizado que esa decisiva aportación del Diccionario es también una "avanzada de otros proyectos" que le consta que están ya en marcha para lograr ese mismo objetivo. "Para ello contáis, como siempre, con nuestro estimulo y nuestra ayuda", ha trasladado.
En este sentido, el académico y tesorero de la RAE, Guillermo Rojo, ha informado a los Reyes sobre el proceso de elaboración de la nueva planta del futuro Diccionario de la Lengua Española, que será concebido ya, en su 24.ª edición, como una obra plenamente digital, aunque también tendrá, previsiblemente, formato impreso.
Asimismo, José Antonio Pascual, académico y director del Nuevo diccionario histórico del español, ha expuesto a los monarcas las características de este ambicioso proyecto, también digital, del que ya existen muestras y ejemplos disponibles para su consulta en la Red.
Antes de comenzar la sesión, Felipe y Letizia han saludado al director de la RAE, Darío Villanueva, y a cada uno de los académicos presentes, acompañados por el secretario general de la Asociación de Academias de la Lengua Española (ASALE), Francisco Javier Pérez. Después, los Reyes han posado con ellos en la tradicional foto de familia, tomada en las escaleras del vestíbulo.
En cuanto al orden del día, Darío Villanueva ha subrayado, entre otros asuntos, el aumento progresivo de los accesos a la versión en línea de la 23.ª edición del Diccionario de la lengua española, que ya ha superado los setenta y tres millones de consultas mensuales. Los Reyes, a través de las pantallas instaladas en la sala, han podido seguir en tiempo real las consultas que iban llegando en ese momento a los servidores de la RAE.
Los Reyes han recibido distintos ejemplares entregados por varios académicos y una edición del Quijote publicada en polaco, como muestra de las constantes traducciones que se hacen de la obra cumbre de Miguel de Cervantes en el año del cuarto centenario de su muerte.
También se les ha entregado ediciones facsimilares de las primeras ediciones de la Ortografía (1741) y la Gramática (1771) académicas, así como un facsímil de la oración de apertura y cierre de la junta.
Tras finalizar la sesión, los Reyes han conversado informalmente con los académicos y han saludado a una representación de los profesionales --una plantilla de setenta y dos personas-- que colaboran en las distintas tareas encomendadas a la corporación.
LA REAL ACADEMIA
Fundada en 1713 por iniciativa de Juan Manuel Fernández Pacheco y Zúñiga, marqués de Villena, la Real Academia Española "es una institución con personalidad jurídica propia que tiene como misión principal velar por que los cambios que experimente la lengua española en su constante adaptación a las necesidades de sus hablantes no quiebren la esencial unidad que mantiene en todo el ámbito hispánico", según establece el artículo primero de sus actuales estatutos.
La Real Academia Española --junto con la Real Academia de la Historia, la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas, la Real Academia Nacional de Medicina, la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación, la Real Academia Nacional de Farmacia y la Real Academia de Ingeniería-- conforman el Instituto de España, una corporación de derecho público que reúne a las Reales Academias de ámbito nacional para la coordinación de las funciones que deban ejercer en común.
Las Reales Academias, surgidas del espíritu de la Ilustración y amparadas por la Corona, empezaron a constituirse en España en el siglo XVIII como centros de cultivo del saber y de difusión del conocimiento. Han sido y siguen siendo las entidades que representan la excelencia en los diversos campos de las ciencias, las artes y las humanidades. Sus valores esenciales son, por un lado, la categoría de sus miembros, en quienes concurren los más altos méritos intelectuales y científicos, y por otro, su estabilidad e independencia frente a intereses económicos o políticos.