Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Rey celebra que el español haya "dejado de ser una lengua marginal de emigrantes" en la sociedad americana

Felipe VI insta a "seguir el espíritu de Don Quijote" como "mejor homenaje" a Miguel de Cervantes
El Rey Felipe VI ha celebrado que el español haya "dejado de ser una lengua marginal de emigrantes para integrarse como lengua social y de cultura en la sociedad americana".
Así lo ha afirmado durante la inauguración del VII Congreso Internacional de la Lengua Española (CILE), que se celebra del 15 al 19 de marzo en San Juan, capital de Puerto Rico, y que tratará sobre la lengua española como fuente de creatividad en todos los órdenes de las artes y ciencias.
Tal y como ha recalcado el monarca durante su discurso, es la primera vez que un Congreso de esta serie se celebra en un país "tan íntimamente ligado al conjunto de los Estados Unidos", y por este motivo, el CILE 2016 dedicará especial atención al diálogo de las lenguas españolas con las originarias de cada país, así como al español como lengua en contacto con el inglés.
El Rey ha destacado de Puerto Rico, además de que es la "generosa tierra" que acogió a sus "compatriotas" de manera hospitalaria "en tiempos dramáticos y muy dolorosos" para los españoles, su "gran contribución" a la conformación de la cultura hispanohablante.
"La comunidad puertorriqueña de los Estados Unidos despliega ante nuestros ojos un fascinante abanico de palabras, ideas, imágenes e ideologías; un rico muestrario de manifestaciones lingüísticas y culturales, que enriquece y asombra a la cultura hispánica tanto como a la anglo-norteamericana", ha declarado Felipe VI.
En este sentido, el monarca ha manifestado que las lenguas son constituidas como "instrumentos de integración y comunicación" y que es la creatividad la que es "capaz de sobrevolar las fronteras sociales de las lenguas". Concretamente, el Rey ha ensalzado el español por enriquecer "verdaderamente al conjunto de la Comunidad Internacional", ya que contribuye a "fortalecer y garantizar la misma diversidad cultural mundial".
En su discurso, el Rey ha comentado que el Congreso es un encuentro para "reforzar los lazos de sangre" que unen a todos los países hispanohablantes "por encima de cualquier diferencia".
HOMENAJE A CERVANTES
Asimismo, Felipe VI ha dedicado parte de su intervención a la figura de Cervantes, "autor de la obra culmen de la literatura universal", figura de la que se cumple este año su IV centenario de su muerte.
Así, tal y como ha indicado el monarca, el Congreso centrará su mirada en "su figura, en su obra, en su inmenso legado", aunque también se centrará la atención en "otras dos figuras clave" de la lengua, literatura y cultura españolas: el Inca Garcilaso de la Vega y Rubén Darío.
Sobre Cervantes, Felipe VI ha destacado su "firme vocación literaria con afán de originalidad", en la que el escritor buscaba, con su creación "más excelsa", el Quijote, "una auténtica literatura de la vida".
Finalmente, el monarca ha instado a "seguir el espíritu ideal de Don Quijote", que es el de establecer un "diálogo de lenguas y culturas hermanadas por la palabra que nos hace humanos", como "mejor homenaje" que se le puede tributar a Miguel de Cervantes.
"HEMOS LLEGADO TARDE"
También sobre Cervantes ha hablado el director de la Real Academia Española (RAE) y presidente de la Asociación de Academias de la Lengua Española, Darío Villanueva, quien considera que "donde el rendimiento de la lengua se expresa máximo es cuando las palabras creativamente se hacen música, imagen y arte".
"La literatura es el ámbito privilegiado de tal logro y sus frutos superan las barreras del espacio y del tiempo. Por eso el Inca Garcilaso de la Vega, Cervantes y Shakespeare son clásicos", ha dicho. Para Villanueva, Shakespeare "enseña cómo hablar con nosotros mismos" a través de unos "magníficos solipsistas", mientras que Don Quijote y Sancho "se escuchan de verdad el uno al otro y cambian a través de su receptividad, de sus maravillosas conversaciones".
Por su parte, el director del Instituto Cervantes, Víctor García de la Concha, ha recordado los anteriores Congresos de la Lengua Española y ha defendido la labor que realiza el Instituto Cervantes en todo el mundo, que celebra su "bodas de plata", tal y como ha señalado.
En cambio, ha lamentado la creación tardía de la institución. "Es verdad que, en relación con otras lenguas, el francés, el inglés, el alemán, hemos llegado tarde", ha declarado García de la Concha, ya que Francia lleva más de 100 años con un Instituto Lingüístico, el inglés hizo lo propio en 1930 y Alemania en 1952. Aun así, ha reivindicado el papel del Instituto Cervantes, que extiende su ámbito de actuación en 90 centros de 44 países de los cinco continentes.
LENGUAJE DE POLÍTICOS
Más contundentes han sido las palabras del periodista español Juan Luis Cebrián, quien ha señalado que el "espíritu de la comunidad hispanohablante" se encuentra "sometido" a presiones muy variadas debido a la globalización y a la sociedad digital.
Cebrián, que ha hablado sobre la pérdida de la riqueza de la lengua española en la actualidad, ha establecido cuáles son las diferencias entre los españoles y los hispanos a la hora de hablar su idioma. "Siempre me ha impresionado la correcta expresión del pueblo llano en muchos países de la América hispana", ha apostillado el periodista, que lamenta que esto contraste "demasiadas veces con el vocabulario escueto, la fragilidad gramatical y la defectuosa dicción de la mayoría de los líderes políticos o empresariales" de España.
Aun así, ha celebrado que el español sea una "lengua en crecimiento frente al deterioro que otras muchas experimentan", así como una lengua "capaz de aumentar su presencia e impulsar su desarrollo en el ambiente originariamente hostil de la primera potencia militar, económica y cultural", es decir, Estados Unidos.
A la inauguración también han asistido los escritores Jorge Edwards y Luis Rafael Sánchez, quienes han defendido y reivindicado Puerto Rico como nación que contribuye a la lengua española y su cultura. Edwards ha definido al país como "uno de los nudos vitales" de la lengua española y ha dicho sentirse "optimista". Por su parte, Sánchez ha destacado el patriotismo y orgullo como nación de los puertorriqueños y ha animado a todos los asistentes a huir de los clichés y estereotipos que actualmente rodean al país.
La secretaria general iberoamericana, Rebeca Grynspan, y el gobernador de Puerto Rico, Alejandro García Padilla, han cerrado el acto de inauguración.