Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El caballo del vaquero Roy Rogers es vendido por 266.500 dólares en Nueva York

Fotografía en la que aparece el cuerpo disecado del caballo Trigger, compañero fiel del cowboy Roy Rogers, y que fue vendido hoy por 266.500 dólares en la primera jornada de una subasta en que se podrán adquirir 300 objetos del conocido vaquero y de su esposa, Dale Evans. EFEtelecinco.es
El cuerpo disecado del caballo Trigger, compañero fiel del cowboy Roy Rogers, fue vendido hoy por 266.500 dólares en Nueva York en la primera jornada de una subasta en que se podrán adquirir 300 objetos del conocido vaquero y de su esposa, Dale Evans, informó hoy Christie's.
Los objetos puestos a la venta en la puja, llevada a cabo por la reconocida casa de subastas en colaboración con la institución High Noon Western Americana, provienen del museo dedicado al legendario vaquero -que participó en más de un centenar de películas estadounidenses de televisión y cine- y a su esposa, que cerró sus puertas el pasado otoño.
"Cuando pensabas en Trigger, pensabas en Roy", explicó a Efe la responsable de colecciones particulares de Christie's, Catherine Elkies, quien aseguró que el caballo y Leonard Franklin Slye (1911-1998), conocido como Roy Rogers, "eran como un buen matrimonio".
Trigger, un caballo de la raza palomino, acompañó a Rogers en la mayoría de sus películas y durante la gira de actuaciones que el vaquero realizó durante los años de la Segunda Guerra Mundial alrededor del país.
El fallecimiento de su fiel caballo en 1965 afectó terriblemente al vaquero y precursor de la música country que no comunicó a su familia la muerte del animal hasta un año después y decidió disecarlo en vez de enterrarlo.
A pesar de que el icónico caballo partía con el precio previsto más alto de la subasta, la pieza más exitosa hoy en la puja, que vivirá su segunda jornada mañana, fue una silla de montar que lleva inscrito el nombre del vaquero y está decorada con escenas de rodeo que fue adjudicada por 386.500 dólares, sobrepasando los entre 100.000 y 150.000 dólares que se le habían calculado.
Otra de las estrellas de la jornada fue el espectacular coche Pontiac Bonneville que Roy Rogers adquirió en los años sesenta y que está lleno de detalles creados expresamente para él.
El vehículo, adjudicado por 254.500 dólares, perteneció en primera instancia a Nudie Cohen, el sastre del rodeo que realizó multitud de trajes para Rogers y Evans, quien remodeló la decoración original para adecuarlo al gusto del vaquero.
"Él le puso asientos de piel, cambió los tiradores de las puertas por pistolas e incrustó dólares de plata en el cambio de marchas y la guantera", explicó a Efe Elkies.
Además, el coche convertible, que partía de un precio previsto de entre 100.000 y 150.000 dólares, cuenta en su capota con firmas de personajes legendarios de la música estadounidense como Elvis Presley y Johnny Cash.
Rogers, apodado "El Rey del Oeste", se casó en la nochevieja de 1947 con Dale Evans, quien se convirtió en su tercera esposa, y juntos formaron una familia de película compuesta por ocho hijos entre adoptados y propios.
"Ellos eran los Brad Pitt y Angelina Jolie de los años cincuenta", aseguró a Efe la representante de la compañía de High Noon Western Americana, Linda Kohn, sobre la pareja que creó la serie televisiva "The Roy Rogers Show", en antena entre 1951 y 1957.
Para Kohn, ese matrimonio simbolizaba los valores de la familia, que en esta subasta estarán representados por la vajilla que saldrá al mercado mañana y que Rogers, su mujer y sus hijos utilizaban para sus cenas.
"Cuando fui al museo a empaquetar los objetos, vi cientos de fotografías familiares y era evidente que lo que definía a Rogers y a Evans eran sus hijos y sus animales, que eran parte de la familia", explicó a Efe Catherine Elkies.