Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sal de oro, algas y un bar de aceites aliñan la apertura de Madrid Fusión

Algas, "kits" de iniciación para amas de casa a la cocina experimental de Ferrán Adriá, sal de oro y un bar que sólo sirve aceite de oliva son algunos de los ingredientes que es posible encontrar en la VIII Cumbre Internacional de Gastronomía Madrid Fusión, que hoy abrió sus puertas.
La mesa ya está puesta y los comensales comienzan a llegar: a los noventa cocineros de diferentes países que participan activamente en esta cita, se suman docenas de periodistas internacionales y representantes del sector de la gastronomía y la restauración ávidos de promocionar sus productos o conocer las últimas novedades.
España presume de sus aceites en un "Oli-Bar" que sirve casi 40 variedades de "oro líquido", Perú exhibe ufano su pisco y sabrosos cebiches y México no se queda atrás con su colorista cocina, mientras las comunidades autónomas también despliegan sus cantos de sirena culinarios.
Así, Tenerife ofrece en su pabellón el clásico mojo picón y despliega de manera espectacular sus tapas de diseño, que parecen flotar en el aire gracias a un ingenio imantado, Extremadura presume de quesos, carnes y embutidos, y de Galicia ya no llega sólo el marisco o los cachelos, sino también algas con múltiples usos gastronómicos.
Sal de oro, plata y todos los colores del arcoiris, ensalada de cardo rojo, una variedad que sólo se cría en Agreda, la cocina de "altos vuelos" de los aeropuertos de AENA, chocolates por doquier, vino sin alcohol, perfecto para embarazadas o musulmanes, y los más sofisticados aparatos de cocina son otras de las propuestas que el visitante encuentra en esta cumbre gastronómica.
Para la jornada de hoy, en la que el protagonista va a ser el cocinero catalán Ferrán Adriá con su ponencia sobre el futuro del Bulli, hay en el menú debates periodísticos sobre el porvenir de la alta cocina, un homenaje a la Guía Repsol y los 21 cocineros que tienen tres soles, y un repaso al papel de los barman y el martini tradicional.
Todo ello, si los congresistas encuentran un rato y fuerza de voluntad para asistir al congreso y no quedarse en la zona de expositores, donde las ofertas para degustar las más ricas viandas se multiplican por doquier.