Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Scott Eastwood, el hijo de Clint Eastwood y portador de su misma cara

El hombre canalla tiene mucho atractivo; prototipo de hombre de malaspulgas y masculino, hay algo algo que a lo que las mujeres no se pueden resistir y que el resto de hombres envidian y admiran secreta (o no tan secreta) mente.
Eso nos pasó con Clint Eastwood; el hombre que tiene una cara de lo más atractiva y que siempre parece que está mirando al sol sedujo a varias generaciones de público con mucho éxito para pasarse después detrás (y delante a la vez) de las cámaras, uno de estos hombres renacentistas del cine cual James Franco que actúan dirigen y producen y que parece que todo les sale bien.
Su hijo a tenido la suerte (o la desagracia, según se mire) de portar sus genes; suerte porque igual que su padre es muy atractivo y ha podido aprender del mejor en primera línea; la desgracia porque como hijo suyo llevará durante mucho tiempo ese estigma, el de ser "hijo de..." y que harán que dude de su valor personal por culpa de su apellido.
Su trayectoria podría acrecentar ese estigma ( ha aparecido en las películas de su padre Bandera de nuestros padres, Gran Torino, Invictus y Problemas en la curva); de hecho son todas las películas que merecen ser nombradas.
Sin embargo él asegura que no es simplemente una cara bonita con un gran magnetismo sexual. Este joven de 27 años empezó como modelo y decidió seguir los pasos de su padre (para alegría de muchas mujeres). Ciertamente ha heredado el talento de su padre para actuar, y su carrera promete mucho.
Hijo de la azafata Jacelyn Reeves, se crió con ella en Hawai y asegura que ser hijo de un famoso le hizo la vida más difícil que fácil: "La gente pensaba que me lo iban a poner todo en bandeja. Pero no podían estar más lejos de la verdad".
Con un futuro interesante, Scott declara que "quiero ser un hombre de verdad, no un actor pequeño o una estrella de pop glamourosa. Un hombre importante". Su padre le ha animado a decir siempre la verdad y tener experiencias vitales, a ser un narrador de historias.
Os dejamos en la galeria una muestra de su imponente magnetismo