Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Recta final para declarar la Semana Santa de Albacete de Interés Turístico Nacional

Semana Santa de AlbaceteJunta de Cofradías de Albacete
Responsables de la Junta de Cofradías de la Semana Santa de Albacete se han reunido esta última semana con diferentes instituciones del Estado, entre ellas, el presidente del Senado, Pío García-Escudero, y el ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, para conseguir apoyos para la declaración de esta celebración como Fiesta de Interés Turístico Nacional.
Así, el presidente de la Junta de Cofradías, José Manuel Fernández, y varios miembros de la nueva junta rectora mantuvieron una jornada de trabajo en Madrid con el presidente del Senado, Pío García-Escudero quien, según los responsables de la fiesta, les ha mostrado su "firme apoyo para esta declaración".
Asimismo, se reunieron con el ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, para celebrar la nueva Ley para la salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial, aprobada el pasado 26 de mayo, por la que el Consejo de Patrimonio Histórico declara la Manifestación Representativa de Patrimonio Cultural Inmaterial (PIC) a los carnavales, la trashumancia y la Semana Santa.
Durante los encuentros, los responsables de la celebración pusieron en valor el "rico patrimonio, artístico, cultural y humano" que mantiene la Semana Santa de Albacete. La idea de declarar esta fiesta de Interés Turístico Nacional surgió hace casi dos años y ahora, sus impulsores, cuentan que están a un paso de lograrlo.
Precisamente, están ultimando los trámites "a falta de los últimos retoques" y la semana próxima presentarán la documentación ante la Consejería de Turismo de Castilla-La Mancha, ubicada en Toledo. Posteriormente, el expediente de la declaración será remitido al Ministerio de Economía y Turismo para su aprobación definitiva. El presidente de la Junta de Cofradías ha indicado a Europa Press que la resolución tardará entre uno y tres meses.
La Junta de Cofradías ha hecho ya su tarea de "recopilación de imaginería, historia, usos y tradiciones de la Semana Santa", pero sigue pidiendo apoyo institucional y político para firmar la petición. Hasta el momento, han recogido unas 2.000 firmas de ciudadanos y otras 200 entre asociaciones, instituciones y otras cofradías.
APOYO DE TODAS LAS FORMACIONES POLÍTICAS
Para que una Semana Santa sea declarada Fiesta de Interés Nacional, debe cumplir con una serie de requisitos como ser ya fiesta de interés turístico regional, demostrar que la fiesta tiene una historia y una tradición Y contar con un informe jurídico que demuestre que no se maltratan animales durante las celebraciones. Asimismo, presentarán un acta del Pleno del Ayuntamiento de Albacete que refleja el apoyo de todos los grupos a la declaración, también de IU y Podemos, según destacan desde la Junta.
Además, la celebración debe distinguirse por algunas peculiaridades y entre las características propias de la Semana Santa de Albacete, el presidente de la Junta destaca la gastronomía --con sus panecicos y sus hojuelas con miel--, las 14 bandas propias de trompetas y tambores con sus 1.100 músicos, o iniciativas como la 'caña cofrade' para animar a la juventud a participar de la fiesta.
Además, los responsables aseguran que la fiesta atrae a cada vez más visitantes y penitentes. Concretamente, este año salieron a la calle unos 15.000 cofrades y en la procesión del Silencio del Jueves Santo se repartieron 600 cruces, un 35% más que el año anterior.
En todo caso, la Semana Santa de esta comunidad castellanomanchega no se manifiesta solo a través de sus pasos durante una semana, sino que se prolonga a lo largo de todo el año, con los certámenes solidarios que organizan las bandas de cornetas y tambores; con la catequesis en la que participan los costaleros; o con la preparación de la Semana Santa infantil, en la que participan unos 3.500 niños y padres.
Para la Junta de Cofradías, que declaren a su Semana Santa de Interés Turístico Nacional supondría un "orgullo" porque "el nombre de Albacete estará en toda España" y un reconocimiento al esfuerzo que hacen decenas de familias y trabajadores, con su tiempo e incluso con dinero de su propio bolsillo, para que cada año salga adelante. "Queremos mantener una tradición centenaria", subraya Fernández.
También fomentará el turismo, aunque en los últimos años ya se ha observado un incremento en el número de visitantes. Según datos de la Asociación Provincial de Hostelería y Turismo, en 2016 la ocupación en la capital por Semana Santa se elevó hasta un 65%.
ATRACCIÓN DE VISITANTES Y CONSUMO
Según un estudio de impacto realizado por la consultora KPMG para la Conferencia Episcopal Española (CEE), las fiestas religiosas declaradas de interés turístico nacional, como la Semana Santa de Badajoz, atraen a unos 84.000 visitantes que gastan 218 euros de media. Así podría ser también para Albacete si obtuviera la declaración.
En total, el informe revela que las fiestas religiosas generaron un impacto económico de 9.900 millones de euros en el PIB de España (0,95%) y 134.000 empleos vinculados a las celebraciones, el 72% de ellos directos.
Concretamente, KPMG se ha basado en el gasto turístico generado para las fiestas de interés internacional de El Rocío y la Semana Santa de Sevilla, Valladolid y Málaga y para las fiestas de interés nacional de El Pilar, Santa Tecla y la Semana Santa de Badajoz. El estudio extrapola los datos de estas celebraciones a las 40 fiestas religiosas de interés turístico internacional y a las 85 de interés nacional que tienen lugar en España cada año.
El informe desglosa los datos por alojamiento, donde acaba el 34% del gasto directo, por comidas y bebidas, donde se dirige el 33%, por compras, sector al que va a parar el 17% del gasto y por actividades culturales, donde llega un 14%.