Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Shakira, una madraza que apoya a Piqué desde la grada

Anoche se celebró en el estado Vicente Calderón de Madrid uno de los eventos deportivos más importantes del ao a nivel nacional, la final de la Copa del Rey de fútbol. Al encuentro deportivo, al que acudieron los Reyes como anfitriones, asistieron también numerosos rostros conocidos, entre ellos las mujeres y novias de los jugadores que apoyaban a sus chicos desde la grada.
Así fue el caso de Shakira, pareja del jugador del Barça Gerard Piqué, que no se quiso perder el encuentro y acudió en familia, en compañía de sus dos hijos, Milan y Sasha, fruto de su relación con el futbolista. La cantante ejerció de madraza y, además de estar muy atenta a todo lo que hacía Piqué sobre el campo, también estuvo muy pendiente de sus hijos e incluso les dio la cena en la grada, con biberón para el más pequeño, Shasha incluido.
Una vez finalizado el partido y con el FC Barcelona como campeón, Milan no dudó en bajar hasta el césped para celebrar el triunfo junto a su padre y correr por todo el campo de lo más feliz y sonriente por la victoria, al igual que hizo Sasha y muchos otros hijos de los jugadores como por ejemplo Thiago, el hijo de Messi prefirió bajar hasta el césped de la mano de su madre, Antonella Roccuzzo. de la que no se separó en ningún momento. Luis Suárez se subió a los hombros a su pequeño que portaba una pequeña Copa del Rey de juguete como la de su padre y que la Reina Letizia jugó a arrebatarle, una broma que no sentó muy bien al pequeño.
Mientras que el entrenador, Luis Enrique prefirió jugar con su hija, hubo otros que prefirieron celebrar el triunfo en pareja, como fue el caso de Jordi Alba y su novia Romary Ventura, que se fundieron en un tierno beso. Por su parte, también Neymar quiso jugar como un niño sobre el campo de juego y, es que a pesar de que el futbolista aún no tiene hijos, sí que tuvo también presentes a diversos familiares con los que celebrar el triunfo en la Copa de su equipo.