Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sierra Nevada, The Pulsebeats y Lupers protagonizarán una noche de rock and roll el próximo sábado en la sala Wurlitzer

Las bandas cántabras Sierra Nevada, The Pulsebeats y Lupers revolucionarán la noche madrileña el próximo sábado 1 de febrero con una velada de rock en la sala Wurlitzer de Madrid en la que desgranarán una tras una sus últimas creaciones musicales.
Sierra Nevada acaba de publicar el disco 'El infierno', su puesta de largo tras su 'Orbea ep' y tras compartir un LP con la banda Ídolos del Extrarradio. En total, el álbum incluye nueve canciones en las que reflejan el "desalentador y oscuro momento" presente.
"Voces crudas, guitarras ásperas y una base rítmica opresiva". Así describen este proyecto sus miembros (Ramón Electrón, Roberto Silva, Juan Arredondo y David García), con el que han compartido escenario con nombres como Damien Jurado, Godfathers, Boom Boom Kid o Hendrik Röver.
Junto a ellos también estarán The Pulsebeats, un grupo de rock and roll que se sirve de estilos como el garage, el punk rock, el power pop o el surf para crear sus propios temas bailables y pegadizos, con referencias de grupos como Ramones, Buzzcocks, Social Distortion o The Nerves, entre otros.
Nathan, cantante y letrista británico del grupo, ha recuperado la crítica social que era tan característica en su etapa en la banda The Vipers (Reino Unido) y que será protagonista de su show el próximo sábado, donde también presentarán su último single.
Con el punk rock y los 80 como referencias evidentes cierran esta terna Lupers, un grupo que factura canciones tan rápidas y cortas como directas y estúpidas que juegan con un único concepto: pasarlo bien y hacer ruido.
Sin duda, Miguela, Van, Bruno, Kiko, Isra y Pablo lo consiguen con una puesta en escena divertida y visceral que se convertirá sin duda en el punto más irreverente de esta cita gracias a canciones como 'Copón', 'Síndrome premenstrual' o 'Depravado'.