Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Síndic de Greuges analizará de oficio el IVA cultural

Insta a las formaciones políticas a debatirlo en campaña
El Síndic de Greuges, Rafel Ribó, ha abierto una actuación de oficio para analizar los efectos que tiene el tipo de IVA cultural aplicado en España sobre el cine y los espectáculos, y detectar sus implicaciones sobre el acceso al consumo desde que se subió, en septiembre de 2012, del 8% al 21%.
Ribó ha pedido la participación del sector y de los espectadores, que pueden hacer aportaciones a la investigación a través de quejas y opiniones sobre la afectación de este impuesto, que en España está ocho puntos por encima de la media europea.
Ribó ha requerido información a la Conselleria de Cultura de la Generalitat de Catalunya y ha contactado con representantes de las artes escénicas y el cine para crear un grupo de trabajo, y la propuesta que surja será presentada a los gobiernos catalán y central.
El síndic ha instado a los partidos a que debatan este impuesto durante la próxima campaña electoral y lo pongan en agenda, ya que es un tema que afecta a la cultura, la asistencia a los espectaculos, el trabajo de los creadores, el mercado laboral y las transferencias sociales, y provoca "una retahíla de efectos que empobrecen en todas las dimensiones".
CONTRASTE CON EUROPA
La medida, tomada con el Real decreto ley 20/2012 de 13 de julio, contrasta con las políticas de fomento del consumo cultural que toman otros países europeos para fomentar el acceso, según Ribó, que ha considerado que hace falta valorar la posibilidad de volver a aplicar un tipo de IVA reducido, teniendo en cuenta el carácter cultural de estos productos.
Con la actuación de oficio, también analizará la tendencia de otros países europeos, ya que muchos equiparan las actividades culturales a bienes de consumo de carácter esencial.
Ha apuntado que países como Italia, Austria y Finlandia tienen un impuesto del 10% para estas actividades, mientras que en Alemania es del 6%; en Suecia, Bélgica y Holanda, del 5%, y en Luxemburgo del 3%.
También hay un grupo de países que aplica el IVA general (superior al 15%), entre los que hay el Reino Unido (20%); España, Lituania y Letónia (21%), y Dinamarca (25), entre otros.