Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El drama de Sofía Cristo en el 'Deluxe': "Es muy duro dejar las drogas"

Anoche, además de poder ver el bonito regreso de Rosa Benito en 'Sálvame Deluxe' después de casi cuatro meses ausentada, también pudimos ver en nuestras pantallas a Sofía Cristo, Dj e hija de Bárbara Rey, que reapareció tras seis meses alejada de los medios para reconocer la dura situación por la que está pasando. El camino que está recorriendo y cuyo objetivo es desengancharse por completo de las drogas, no está siendo precisamente fácil. Ayer explicó en el plató del 'Deluxe' cómo está llevando el proceso de terapia para dejar las drogas.
Hace seis meses, podíamos verla sentada en el plató de televisión con muchas ganas de seguir con el proceso de desintoxicación en el que estaba dispuesta a poner todo de su parte. "Tengo ganas de vivir, ahora tengo mucha ilusión por estar sana y... estoy feliz, estoy muy contenta. Esto es como cuando uno deja de fumar, de repente empieza a tener percepción de todos los alimentos, de la fresa, del chocolate... Pues yo estoy igual, pero con la vida".
Pero es que nadie dijo que fuese fácil lo que Misofi se había propuesto conseguir. Se trata de un proceso largo, constante y que requiere de mucha fuerza de voluntad ya que lo más importante de todo es no recaer. Después de que Sofía Cristo hiciese públicas todas estas bonitas intenciones para lograr una completa rehabilitación, hemos podido escuchar salir de su boca también, frases mucho menos bonitas: "Tengo un cabrón en el cerebro que me pide droga. Es que es tan duro dejar las drogas... Te crees que cuando vas a llegar al año vas a estar ya recuperada y te das cuenta de que no". "Antes cuando me aburría, me iba a pillar droga". Estas son palabras muy duras que hacen que podamos conocer un poco más el calvario que ha sufrido y está aún sufriendo la hija de Bárbara Rey. Nos hizo conocedores de que la provoca mucho coraje el no poder hacer cosas que la gente normal sí puede hacer, como el hecho de no poder beberse ni una cerveza. Y es que echa de menos el poder salir como cualquier persona normal a tomarse unas cañas con sus amigos, pero que aunque le dé mucha rabia, asume que todo forma parte del proceso de rehabilitación y no puede saltarse las pautas necesarias para conseguir recuperarse.
Además anoche, sentada frente a Jorge Javier, comentaba que actualmente tiene que estar alejada de todo tipo de vicios, empezar a acostumbrarse a su nueva vida en Madrid y mantenerse al margen de cualquier tipo de ambiente que pueda perjudicarla. También pudimos oírla hablar sobre su expareja Nagore y aseguró que hoy por hoy tan solo existe entre ellas una bonita amistad. Según Misofi, la asesora del amor de 'Mujeres y Hombres y Viceversa, que mantuvo una relación sentimental con ella, ha estado durante todo este tiempo muy pendiente del tratamiento al que se ha visto sometida y parecía muy agradecida por la atención de su exnovia, aunque aclaró en todo momento que no pretende volver a salir con ella.
Lo que si que dijo, fue que más adelante la gustaría volver a enamorarse y además hizo un llamamiento televisivo en el que decía que a raíz de todo lo que la ha pasado se ha vuelto muy tímida y que se la había olvidado bastante cómo ligar, pero que estaba abierta al amor. Pero lo importante ahora para ella, es recuperarse completamente de su adicción a las drogas, desengancharse y comenzar una nueva vida.