Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Sónar vibra con el apocalipsis oceánico de John Luther Adams en el concierto inaugural

Una "ola gigante" toma L'Auditori en una experiencia hipnótica contra el cambio climático
El 23 Festival Internacional de Música Avanzada y Arte Multimedia Sónar ha vibrado la noche de este jueves con el apocalipsis musical 'Become Ocean' del compositor John Luther Adams contra el cambio climático en el concierto inaugural oficial de la nueva edición del certamen, que ha tenido lugar en L'Auditori de Barcelona.
El concierto, a cargo de la Orquestra Simfònica de Barcelona i Nacional de Catalunya (OBC) bajo la delicada batuta de Brad Lubman, ha supuesto el estreno en España de la pieza que en 2014 se alzó como ganadora del premio Pulitzer de Música y el Grammy 2015 a la mejor composición contemporánea.
El concierto del compositor, conocido por su activismo social y que vivió en Alaska, se ha convertido en una experiencia hipnótica para los centenares de asistentes al concierto, al que Adams ha querido situar en medio de las corrientes marinas a través de una partitura minimalista y armónica para dejarse llevar en una meditación sobre el mar y la existencia.
El vaivén de las olas, los ritmos y dinámicas de las aguas bravas del Pacífico y sus corrientes submarinas han marcado un concierto de 42 minutos, que ha llevado al espectador a otra dimensión.
El mar, representado por la actuación de tres grupos orquestales independientes, se ha mostrado tranquilo en algunos ratos, así como intenso en tres ocasiones, una de las cuales ha culminado en una "ola gigante" en que todos los instrumentos han fluido al unísono de un clímax que ha emocionado a muchos.
El director de Programación de L'Auditori, Robert Brufau, se refierió precisamente a la citada "ola gigante" el pasado martes en la rueda de prensa de presentación del concierto enmarcado en el Sampler Series, en colaboración con la Fundación Banco Sabadell.
Con la pieza, Adams quiere dar un toque de atención sobre la destrucción progresiva de los espacios naturales y la importancia del océano como principio de la vida.
Según el compositor, la pieza "no es una pintura musical del océano, sino un mar expansivo del sonido", y su título viene prestado de la frase de un poema de John Cage en alusión a Lou Harrisson.
CIERRE INSTRUMENTAL
El trío de Brooklyn Dawn of Midi ha puesto el broche de oro a la primera jornada del Sónar con un concierto acústico al aire libre en la terraza de L'Auditori bajo una iluminación elegante y sobria.
Con una rítmica dinámica, la electrónica de la banda ha puesto en movimiento el segundo álbum del grupo, 'Dysnomia', de sonidos magnéticos y penetrantes que han mantenido la tensión de un público en modo relax.
Su puesta en escena sonora ha evidenciado además las diferencias geográficas de la banda, con Qasim Naqvi (batería, nacido en Pakistán), Aakaash Israni (bajo, originario de India) y Amino Belyamani (pianista, con orígenes en Marruecos), en un ensamble que ha funcionado en total sintonía.