Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Spanish Movie": cine español a carcajadas pero "sin ánimo de ofender"

A sus 83 años, el infatigable Nielsen se hizo en la presentación de "Spanish Movie" en Madrid. Vídeo: Informativos Telecincotelecinco.es
El cine español se estrena en el género de la autoparodia con "Spanish Movie", un desfile de gags de "humor blanco sin ánimo de ofender" basados en películas como "Volver" o "El orfanato", dirigido por el debutante Javier Ruiz Caldera y apadrinado por el maestro de este tipo de películas: Leslie Nielsen.
A sus 83 años, el infatigable Nielsen se hizo en la presentación de "Spanish Movie" en Madrid con el protagonismo: "Iba por la calle y alguien me dijo: '¿Quieres hacer esta película?' No recuerdo qué calle era, pero me alegro de haber pasado por ahí en ese justo momento", explicó, y a continuación hizo uso de su instrumento estrella: un imitador de pedos.
El actor de "Agárralo como puedas 33 y 1/3" es la inspiración y el homenajeado en esta película, que se estrena este fin de semana y en la que participa un amplio elenco de estrellas del humor televisivo español.
Joaquín Reyes y Carlos Areces, de "Muchachada Nui", Silvia Abril, de "Homo Zapping" y "Buenafuente", y Eduardo Gómez, de "La que se avecina", son algunos de los que buscan con éxito irregular la carcajada en el espectador.
Sin embargo, la verdadera protagonista de "Spanish Movie" es la actriz Alexandra Jiménez, quien interpreta a Ramira, una sosias de la Penélope Cruz de "Volver" que llega a una misteriosa mansión para cuidar a los hijos de un cruce entre la Nicole Kidman de "Los otros" y la Belén Rueda de "El orfanato".
Allí viven también los hijos de la propietaria: un niño fotofóbico y una niña que juega con un fauno, así como el tío Pedro San Antón, que, postrado en su cama y con un jersey de cuello vuelto, reclama la eutanasia.
"Hemos tardado cinco o diez años en hacer una película como ésta porque no había tantas películas reconocibles. Pero últimamente el prejuicio por el cine español está desapareciendo, y películas como 'Ágora', 'Rec2' o 'Celda 211' pueden darnos pronto nuevo material para una secuela", reconoció el director.
"Esta película está dirigida a cualquier persona que quiera reirse. Al principio pensamos que sería para un público juvenil, pero el 'target' se fue ampliando", añadió.
Algunos de los directores parodiados, como Alejandro Amenábar, Paco Plaza, Juan Antonio Bayona o Jaume Balagueró, aparecen en la propia película, aunque Ruiz Caldera no contó con el otro gran "homenajeado". "No me atreví a llamar a Pedro Almodóvar. La verdad es que acojona un poco", según el cineasta.
Sin embargo, en clave de humor, Silvia Abril dijo que estaba segura de que Nicole Kidman "igual entiende la película y se pregunta '¿por qué me he operado?'", mientras que Eduardo Gómez, que imita al Capitán Alatriste, aseguró haber recibido una llamada de felicitación de Viggo Mortensen.
Carlos Areces siguió con la broma y dijo que "Javier Bardem no sabía distinguir qué planos eran de 'Mar adentro' y cuáles eran de 'Spanish Movie'" mientras, ya en serio, Alexandra Jiménez mostró su admiración por Penélope Cruz, a la que consideró "inteligente y, por tanto, con sentido del humor para entender la parodia".
Jiménez, proveniente de una serie más emotiva que humorística como "Los Serrano", se sentía "una sosa al lado de todo este reparto". Y el director añadió que, con las intenciones claras de la película, "si alguien se ofende, es su problema".
En "Spanish Movie", las referencias se amplían a "Los lunes al sol", "No es país para viejos" y "Abre los ojos", mientras que entre los cameos destacan Belén Rueda y Chiquito de la Calzada, con el que Leslie Nielsen mantiene un surrealista careo durante los créditos finales.
"Lo amo. Es un encanto. Hace esas cosas con las manos y no dice nada, así que no teníamos ningún problema para comunicarnos", aseguró Nielsen, quien decidió hacer preguntas él mismo para dinamizar la rueda de prensa.
"¿Quién eres tú?", le preguntó al director. "¿Hacía buen tiempo cuando habéis entrado en el cine?", se dirigió a los asistentes. "¿A qué distancia está Denver?", inquirió a unos y a otros.
"Es muy duro trabajar con una estrella de Hollywood de este calibre", bromeó el director. "Eso espero", concluyó Nielsen.
Por Mateo Sancho Cardiel