Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Susto en Las Ventas

El tercer de la tarde intenta saltar la barrera de Las Ventas. Foto: EFEtelecinco.es
A pesar de que el publicó protestó porque los toros eran demasiado pequeños para una plaza como Las Ventas, al ex alcalde de Madrid, le debió parecer que el morlaco tenía un tamaño más que suficiente.
El tercer toro de la tarde pertenecía a la ganadería de Garcigrande pero, al igual que sus hermanos, no dio la talla. Los animales eran pequeños, flacos y manos. Como muestra de su carácter, el animal que toreó Sebastián Castella, intentó huir de ‘la pelea’ tras recibir el primer par de banderillas.
El astado quiso saltar la barrera justo en la parte en la que se encontraba Álvarez del Manzano asistiendo al festejo. Ver un toro tan de cerca debe impresionar a juzgar por la cara que se le quedó al ex alcalde de Madrid. Por mucho que protestara la gente, a esa distancia el toro no debe ser precisamente chiquitín. BQM