Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tavares publica en español la tercera entrega de su tetralogía sobre el mal

El escritor portugués Gonçalo M. Tavares que ha publicado en español "Jerusalén", la tercera parte de una tetralogía que se centra en el mal, la violencia y la agresividad y en cómo "la racionalidad puede llegar a causar más mal que la locura". "No quiero dar una regla general para el mundo, sino mostrar que muchas veces la racionalidad extrema hace sobrepasar ciertos límites y cometer actos absurdos", matiza Tavares, en una entrevista con Efe. EFEtelecinco.es
Avalado por José Saramago, el escritor portugués Gonçalo M. Tavares publica en español "Jerusalén", la tercera parte de una tetralogía que se centra en el mal, la violencia y la agresividad y en cómo "la racionalidad puede llegar a causar más mal que la locura".
Tavares cree que hay "ambigüedad entre la racionalidad y la locura" y "Jerusalén", que publica Mondadori, es "un choque de dos mundos".
"No quiero dar una regla general para el mundo, sino mostrar que muchas veces la racionalidad extrema hace sobrepasar ciertos límites y cometer actos absurdos", matiza Tavares, en una entrevista con Efe.
Ernst, Mylya, Theodor y Hinnerek son algunos de los personajes que se cruzan en "Jerusalén", donde el judaísmo es un paisaje de fondo y el punto de partida de las investigaciones de Theodor, un médico obsesionado con "resolver el mundo", que se adentra en documentación del Holocausto para averiguar si existe una curva matemática que defina la evolución del mal a lo largo de la historia.
Frente a la frialdad del doctor, Mylya es, según su creador, "la fuerza del libro, loca y enferma, aparentemente frágil pero la heroína del libro": es esquizofrénica, sufre una enfermedad terminal pero hace su camino, "a pesar de la incomprensión".
Gonçalo M. Tavares cree que la literatura es "la experiencia de una investigación, centrada en narrar, pero en la que la narración traiga reflexión e interpretación". "No me gusta una novela que cuenta una historia y no deja perplejo al lector", añade.
En "Jerusalén", el autor sugiere, por medio de las investigaciones del médico, "que el ciclo del mal no ha terminado, que el gráfico está desequilibrado y que se podría repetir el horror y los terribles acontecimientos que se vivieron en el siglo XX".
La tetralogía de Tavares se cierra con "Aprender a rezar en la era de la técnica", que saldrá a la venta en España el próximo año y que refleja que "la fe y la racionalidad han sido los protagonistas de un combate desde hace siglos, que ha habido una lucha histórica a nivel social y personal en el hombre lógico y racional que intenta encontrar la religión", reflexiona el escritor.
Este conjunto de libros, que Tavares define como "El reino", se opone a otro proyecto del autor, "El barrio", que recrea un mundo "más lúdico, más claro, una especie de aldea de Asterix donde el hombre sabe donde está y se siente protegido".
"El reino" es un universo en el que "el hombre se siente perdido, donde nadie conoce al otro", según su autor, "el universo del miedo, el prefacio a la maldad y a la violencia".
Tavares, que ahora escribe una novela ubicada a principios del siglo XX en la que quiere percibir "cómo la historia privada interfiere en la historia pública o colectiva y viceversa", se siente "muy honrado" al ver que escritores como José Saramago o Enrique Vila-Matas han prestado atención a su obra.
Sin embargo, lamenta que la recepción de nuevos escritores se vea limitada por la falta de traducciones: "espero que las diferentes generaciones de lectores reciban a los nuevos escritores", concluye.